El peculiar cocodrilo que creció lleno de amor, ahora es una mascota de terapia emocional

A la hora de escoger una mascota, las opciones son muy variadas. Hay animales para todos los gustos: perros, hámsters, gatos, canarios, conejillos de india. Todo depende de qué busques en un compañero animal. Y algunas veces, podemos encontrar eso que buscamos en donde menos lo esperamos y en animales poco usuales.

Esto fue justamente lo que le pasó a Joie Henney, un ex presentador de televisión experto en animales, de 65 años de edad, que vive en Strinestown (Pensilvania, EE.UU.), quien tiene como mascota a un cocodrilo llamado Wally.

Pero a diferencia de lo que pueden pensar, no lo tiene en un estanque en la parte trasera de su casa, lo tiene siempre con él con su propia correa como si de un perro pequeño se tratase y, según su dueño, tiene su propia cama en un armario vacío de la cocina. Además, le encanta acostarse en la cama o en el sofá.

Y por si esto no fuera ya suficientemente «zoorprendente», Joie tiene registrado a Wally como “animal de apoyo emocional” (una labor que suele estar más relacionada a perros y caballos).

Esto es debido a que, después de visitar diversos centros para personas mayores y escuelas como parte de un programa educativo sobre estos animales y su hábitat para protegerlos de la urbanización, notó que tanto niños como ancianos parecían calmarse en presencia del cocodrilo.

Esta acreditación le permite a Joie llevar a Wally a casi todos lados. Lo que igual no evita que ponga nerviosas a algunas personas en las calles y que le pidan que no entre con su particular mascota a algunos restaurantes.

Actualmente, Wally tiene 4 años de edad y mide unos 1,40 metros de largo. Cuando llegó a casa en septiembre de 2015 era apenas un “cachorro” de 45 centímetros al que le daba miedo todo en su nuevo hogar.

A pesar de eso, Joie cuenta que al inicio le daba la comida con pinzas porque le daba miedo que lo mordiera; sin embargo, a día de hoy eso jamás ha ocurrido. Está completamente domesticado.

«Es como un perro”, suele decir su dueño “le gusta que le acaricien la cabeza”.

En su día a día, su dieta se basa principalmente en pollo y ratones congelados y sus hobbies pasan por derribar botes de basura, esconderse en los armarios y ver televisión. Este último es un gusto especial, ya que Joie afirma que tiene una película favorita: El Rey León.

«Cuando esa película está puesta, Wally la mira hasta el final”.

RT / Facebook / El Periódico

¡Menudo animal tan especial! Esto nos demuestra que con amor y entrenamiento incluso un animal de naturaleza tan hostil como un cocodrilo, puede ser nuestro mejor amigo e incluso puede darnos un apoyo emocional.

¡Comparte esta historia con todos tus amigos, especialmente con aquellos que estén buscando una nueva mascota, tal vez esta historia les de la opción que necesitan!

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!