Con agua, comida y su cartilla de vacunas, un triste perrito solo buscaba una familia que lo ame

Son muchos los casos de animales de compañía cuyos responsables humanos, por razones desconocidas y oscuras, toman la funesta decisión de entregarlos a la indignidad de las calles. Sin abrigo, eso sí con agua, cartilla de vacunación y alimento, despojaron a un peludo del afecto que alguna vez pudo llegar a tener.

Sin embargo, a pesar de que nuestra historia es solo una más que ilustra esta situación, esta vez, nuestro protagonista fue encontrado de una manera un tanto inusual, en medio de una estación de servicio ubicada en Paraguay, con todas sus pertenencias junto a él.

A pesar de que tenía su identificación respectiva y su tarjeta de vacunación, además de alimento, no se veía a su antiguo responsable, o alguna otra persona que lo reclamase como suyo por los alrededores del sitio donde ocurrieron los hechos.

Finalmente, una mujer y buena samaritana identificada como Rosy De Cabrera, se percató de la situación y se acercó al peludito. Aseguró que, el indefenso y aterrado cachorro fue dejado atado a unos tanques, al lado de su toalla, su talco, algo de comida para perros y su tarjeta de control veterinario.

“Desde su tarjeta de vacunación hasta su comida, fue como los antiguos cuidadores de este cachorro decidieron abandonarlo en medio de una gasolinera”, dijo Rosy.

Tal parece que, a pesar del rechazo de su familia, esta tuvo la delicadeza, al menos, de dejarlo medianamente abastecido para cuando fuera hallado, lo cual no es, en ningún caso, un atenuante en este horrible ejemplo de trato injusto hacia los animales.

De inmediato, Rosy tomó varias fotografías del animalito, las cuales se dedicó a difundir a través de sus cuentas en las redes sociales. No perdía la esperanza de que alguien se apiadara del perrito, empeñada en encontrarle un buen hogar

La historia logró conmover en un dos por tres a cientos de miles de corazones, quienes pronto replicaron la historia de este pobre orejudo, confundido como estaba, sin saber qué hacer y sin tener un lugar a donde ir.

Gracias a la publicación, el canino consiguió su más caro anhelo: una nueva madre amorosa que lo cuida y lo protege como todo ser vivo merece, y que lo recibió con todas sus cosas.

“Fue una señora, de entre muchas otras personas quienes se ofrecieron a adoptarlo, la afortunada en tener como compañero a este dulce perrito”, escribió Rosy en una actualización.

También compartió una hermosa foto de este tierno animal junto a su nuevo hermano perruno y su nueva madre, una cariñosa dama otoñal, a quien se la ve sumamente feliz con su nuevo mejor amigo para siempre. Y él, con ella.

Pudiera ser que, quienes lo rechazaron trataran de mostrar un mínimo de consideración cuando dejaron a este animal con sus cosas, pero no fue la mejor forma. Hay que pedir ayuda, tener en cuenta muchas otras opciones antes de tomar una decisión tan extrema y perjudicial para quien también sufre. Afortunadamente este pe

Comparte con tus familiares, amigos y seres queridos esta historia que no debe repetirse. Definitivamente, nadie se merece pasar por algo así, bajo ninguna circunstancia. Mucho menos, nuestros hermosos y adorables compañeros del Reino Animal.