Con la mirada más triste y sus huesitos a la vista pasaba sus días en la azotea de una casa

Solo basta conocer historias de solidaridad y amor por los animales para darnos cuenta que juntos podemos hacer el cambio que queremos ver.

Enlaces patrocinados

Afortunadamente, la vida de muchos peluditos ha cambiado por completo gracias a la colaboración de activistas, organizaciones y grupos de rescate, pero sobre todo, de amantes de los animalitos que alzan su voz para exigir justicia por todos aquellos que padecen en manos de seres inescrupulosos.

El rescate fue posible gracias a la presión que se ejerció a través de las redes y la intervención de la Policía Nacional de Colombia.

Esta vez te contamos la historia de un peludito que logró ser liberado del infierno que vivía gracias a las múltiples denuncias por parte de la comunidad doliente.

Scott es un labrador anciano que pasó toda su vida encerrado en la azotea de una casa en Valle del Cauca, Colombia. Con la mirada más triste que puede tener un perrito pedía desde lo alto que fuera rescatado.

El perrito anteriormente se llamaba Paul.

Enlaces patrocinados

Por su suerte, su caso llegó a la Fundación Una Amiga, quienes actuaron para darle al peludito toda la atención que merecía.

Con 14 años edad, había pasado los mejores años de su vida en condiciones deplorables, ahora solo desea que sus años dorados sean mucho mejor que su pasado.

El peludo prácticamente era piel y huesos, sus costillas se sobresalían y parecía cansado del infortunio que vivía. Sin duda, había aguantado mucha hambre.

A través de la página de Facebook, la organización dio a conocer el conmovedor rescate del perrito.

Enlaces patrocinados

“Gracias a Juan Sebastián Vidal, y las personas que colaboraron con el rescate de este bebé de 14 añitos, ya está siendo trasladado a nuestra sede, donde haremos todo lo posible por llenarlo de amor”.

Una vez en la clínica veterinaria dieron a conocer su diagnóstico, lamentablemente, su desnutrición es severa y debe someterse a un largo tratamiento antes de encontrarle un nuevo hogar. En una reciente actualización la Fundación comentó:

“Paul fue llevado a la Veterinaria Mascota Feliz y atendido por la doctora Claudia París. Lo revisó completamente y se realizaron los exámenes debidos los cuales adjunto los resultados. Paul se encuentra en desnutrición severa, anémico y con una hipoalbuminemia. Todo esto causado por la mala alimentación y descuido. Ahora se encuentra en la Fundación, donde estará el tiempo que sea necesario para su completa rehabilitación”.

Solo es cuestión de tiempo para que Paul esté completamente saludable. Confiamos que logrará superar este obstáculo y tendrá mucha fuerza y amor para dar a quienes desean darle una nueva y mejor vida. Infinitas gracias a todos los que alzaron la voz, sin ustedes el rescate no hubiera sido posible.

Tener una mascota no es solo tenerlo en casa, es darle amor y toda la atención que se merece. Ayúdanos a difundir esta historia y hacer eco para seguir luchando por todos los animalitos vulnerables. Seamos la voz de los que no tienen. ¡Comparte!

Enlaces patrocinados
¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!