Cuando la rescataron tenía mucho miedo, estaba herida y ni siquiera podía abrir los ojos

Los refugios de animales están llenos de criaturitas con un pasado terrible y una de ellas era Brie, una pequeña chihuahua de ojos saltones y llena de tristeza y timidez, a la cual le ha cambiado la vida gracias a una publicación de Facebook.

Claire Stokoe estaba navegando en las redes sociales cuando se encontró con esta fotografía de la criatura y supo que debía hacer algo al respecto.

Junto a una lata de verdura, la perrita lucía completamente asustada con su carita a medio levantar y esto simplemente conmovió a la mujer que decidió convertirse en su rescatista. La foto había sido publicada por el refugio en el cual vivía la perrita, así que decidió comunicarse con ellos.

«Apenas podía ver por encima y se veía tan preciosa y vulnerable», dijo Stokoe.

Cuando Claire contactó con el refugio descubrió el pasado turbio que había atravesado la Chihuahua. Brie había estado en un criadero antes de llegar al refugio, un lugar en el cual se mantienen a los animales para reproducirlos de forma indiscriminada.

Cuando la encontraron la criatura mostraba signos de mala alimentación y tratos injustos. Su piel estaba cubierta de costras, señales de antiguas lesiones.

Además de esto Brie no podía ni abrir sus ojitos pues era realmente sensible a la luz, por lo cual los voluntarios dedujeron que la habían mantenido encerrada en algún lugar oscuro. Todo esto explicaba la timidez que la perrita reflejaba en la fotografía encontrada por Claire en Facebook.

Como perrita de criadero, Bria había pasado por dos embarazos y trajo a luz a sus camadas a través de cesáreas que dejaron estragos en su débil cuerpo.

Pero nada de esto impidió que Claire la adoptara, al contrario, conocer su historia fue un gran aliciente para llenar su hoja de adopción. Una vez esta fue aceptada, la mujer inició un viaje de ida y vuelta de más de 900 kilómetros desde Durham, Inglaterra, a Gales.

Todo este tramo sólo para recoger a la indefensa Bria y brindarle una nueva oportunidad.

Una vez Bria llegó a su nueva casa conoció a sus hermanitos caninos, las otras mascotas de Claire: Stokoe, Bouddica, Dexter y Vesper. Los perritos establecieron de inmediato un lazo bastante fuerte entre ellos.

«Vesper incluso tuvo un embarazo psicológico sólo un mes después de que recibí a Brie y el veterinario dijo que obtener a Brie hizo que sus hormonas dispararan por el techo. Incluso estaba tratando de hacer que Brie mamara como un cachorro», agregó Stokoe.

Aunque Brie sigue presentando serios problemas de salud, parece que su nueva vida le ha brindado mucho ánimo para superarlos y con ello todo su pasado. Ahora la perrita tiene su propio espacio para dormir, sus propios juguetes, un hogar y especialmente una familia que la ama.

Nos alegra que su historia haya tenido un final feliz. Comparte esta nota e inspira a otras personas a convertirse en los héroes para otros peludos indefensos. 

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!