Condenada una pareja de ancianos por envenenar con bolitas de carne a ocho gatos de su vecina

Un plan macabro para acabar con la vida de unos animalitos inofensivos, no es precisamente el ejemplo de sabiduría a seguir cuando pensamos en los valores que nos transmiten nuestros mayores, y que se los da la experiencia que han tenido a lo largo de los años. El respeto a cualquier forma de vida es primordial.

Un juzgado de Málaga ha condenado por el delito de maltrato animal a un hombre y una mujer, vecinos de la avenida San Antón de Málaga, a ocho meses de prisión y la inhabilitación durante un año para oficio o profesión que tenga relación con los animales. Además, deberán indemnizar a la propietaria por los gastos médicos que se determinen.

El hecho se produjo cuando los acusados, de 68 y 71 años, al parecer se pusieron de acuerdo para acabar con la vida de los animales. Envenenaron a ocho gatos de su vecina tras arrojarles bolitas de carne cruda con veneno por encima del muro que separa las dos viviendas, en la capital malagueña, según se indica en el escrito de la acusación provisional del ministerio público.

Causaron el fallecimiento de dos felinos en el jardín de la propietaria, muerte que se produjo por un fallo circulatorio y metabólico “compatible con la acción de un tóxico”, según la resolución. Asimismo, otro gato sufrió síntomas compatibles con haber ingerido una sustancia tóxica y tras ser hospitalizado también falleció, al igual que otros dos felinos que presentaron los mismos síntomas de intoxicación y terminaron muriendo. Haber causado tal sufrimiento a estos animales no tiene ninguna justificación.

Los alimentos fueron ingeridos rápidamente por los gatos, cinco de ellos murieron.

Los fallecidos fueron Pipo, Miranda, Blanca, Catalino y Arturito, recalca la acusación fiscal. Carmela, Mati y Coco son los tres gatitos que lograron salvar su vida, por la rápida intervención de la dueña, que les practicó un lavado de estómago y los llevó enseguida al veterinario, pero según señalamiento de la acusación pública, sufren graves secuelas que requiere tomar medicación y una dieta de por vida.

Laopiniondemalaga.es

Lastimar y provocar la muerte a un animal es un acto de violencia. Difunde tu mensaje de tolerancia y respeto a toda forma de vida.

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!