Confundido y lleno de tristeza, un perrito es abandonado dentro de una jaula en un callejón

No podemos negar que el  Covid-19 ha transformado la vida de millones de personas en el mundo, una pandemia que ha afectado no solo la salud sino la forma de sobrevivir de todos los que habitamos en el planeta.

Desafortunadamente, la calidad de vida cambió para muchas personas trayendo grandes pérdidas económicas a pequeñas y grandes empresas. Por supuesto, otros lograron salir a flote, pero son más quienes perdieron sus trabajos y debieron reinventarse para poder sobrevivir.

Las mascotas se ven fuertemente afectadas ante las malas decisiones de sus dueños.

En medio de esta terrible situación los perritos también se ven afectados quedando completamente vulnerables cuando sus dueños toman la difícil decisión de abandonarlos cuando ya no pueden financiar sus gastos.

Sin embargo, quien ama no abandona y nada justifica que los dejen a merced en medio de la calle como si se tratara de un objeto viejo.

El incidente ocurrió en Michigan, Estados Unidos.

Este es el caso de un perrito abandonado donde al parecer su familia lo dejó atrás por problemas económicos.

El perrito estaba encerrado en una jaula completamente confundido y con la mirada más triste que puedas imaginar, tenía una manta y una pequeña bolsa de comida para perros. A pesar de la triste escena, el perrito estaba sano y bien alimentado.

El peludito tiene alrededor de dos años.

Por suerte, fue visto por Lindsey Keller quien hizo lo posible por ayudarlo. A través de sus redes escribió:

“Este perro fue dejado en un callejón sin salida en Kalamazoo. Si conoces a alguien que pueda ayudar, actualmente está con un amigo. Él esta inalterado y joven. Conoció a sus perros a través de la jaula y estuvo bien, pero eso es todo lo que sé. Mi amigo solo puede tenerlo durante una noche.”

El perrito más tarde fue trasladado a Kalamazoo Aninal Rescue donde estuvo a salvo y feliz. Según una reciente actualización de Caroline Mallie-Campbell, actualmente se encuentra en un hogar de acogida antes de ser adoptado definitivamente por una familia que lo ame incondicionalmente.

Ahora es un perrito feliz que comparte temporalmente junto a otros peluditos.

De la anterior familia del perrito no se sabe nada, solo que son seres que cargarán por siempre en sus corazones la mala de decisión de abandonar a un ser lleno de amor.

Sabemos que la crisis económica está presente a nivel mundial, pero si ya no puedes financiar a tu perrito abandonarlo nunca es una opción. Entrégalo a un familiar, amigo, o algún centro de rescate que vele por su seguridad.

Ellos, a diferencia de los seres humanos, no saben lo que está pasando y solo quieren sentirse amados. Deseamos esta hermosa bola de pelos pueda encontrar el hogar que se merece y pase el resto de su vida llenando de alegría y amor a quienes le den una segunda oportunidad. Comparte y hagamos que esto sea posible.