Un conocido actor reacciona de inmediato para salvar a un perro en grave peligro

Jake Gyllenhaal es un conocido actor que se ha ganado el corazón de todos gracias a su trabajo en películas como «El día después de mañana» y «El Hombre Araña». A pesar de tener una agenda muy apretada todavía cuenta con el tiempo necesario para salvar a un perrito en apuros.

Hace un par de semanas un perrito logró evitar un terrible accidente automovilístico gracias a la ayuda de Gyllenhaal.

“Amo a los perros. Creo que ellos son capaces de sacar lo mejor de nosotros. Normalmente olvido lo importante que es relajarme y jugar. Mis mascotas siempre me lo recuerdan”, dijo el actor.

Varios testigos celebraron la valentía del actor. Al parecer, la dueña del perro lo había sacado con su correa pero de alguna manera el peludo se las ingenió para quedar completamente libre. Todo sucedió muy rápido y antes de darse cuenta, el angustiado perrito se encontraba en medio del peligroso tráfico.

El perro es un gran danés arlequín, que suelen ser confundido con los dálmatas por sus características manchas.

Uno de los testigos vio a Jake corriendo peligrosamente hacia los autos. Pensó que estaba intentando conseguir un taxi, pero en realidad quería detener el tráfico a toda costa para poder salvar al asustado perro.

El actor estaba dejando su propia vida en riesgo para evitar que una tragedia le sucediera a aquel perro.

El perro pesaba cerca de 80 kilos.

Afortunadamente, después de unos momentos de mucha tensión, el perro siguió a Gyllenhaal y él se encargó de mantenerlo a salvo. Es un verdadero alivio saber que nadie resultó herido.

Si hay algo que siempre ha caracterizado a las calles de Nueva York es que el tráfico puede tornarse algo caótico.

Todo sucedió en la intersección de las calles Laight y Hudson en la ciudad de Nueva York.

En ocasiones tan difíciles no todos sabríamos cómo reaccionar. Afortunadamente, la dueña del perro contó con la ayuda del actor. Durante unos segundos, Gyllenhaal habló con la mujer e incluso le recomendó varias correas que podían resultar más efectivas para una mascota de ese tamaño.

“Todos los perros necesitan entrenamiento. Especialmente los grandes. En ocasiones se emocionan demasiado y pueden alejarse en cuestión de segundos”, opinó un usuario en las redes.

El actor tiene dos perros: Atticus, un pastor alemán y Boo Radley, un puggle.

Ahora, hay un gran danés arlequín en Nueva York que podrá seguir a salvo gracias a Gyllenahaal.

Las acciones de Jake son un ejemplo para el mundo entero. Entre todos podemos hacer de este mundo un lugar más seguro para los perritos. ¡Comparte!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!