Consiguen la solución para que estos 6 bebés especiales logren enderezar sus patitas torcidas

Seis gatitos realmente hermosos se encontraban en el refugio de East Valley Animal Shelter en Van Nuys. Los hermanitos tenían tres semanas de edad, sin embargo sus cuidadores notaron que había algo muy especial en ellos.

Se trataba de sus patitas delanteras. Sus extremidades parecían torcidas y al crecer, comenzaban a desarrollarse con ángulos extraños, anunciando una malformación que debía ser tratada cuanto antes.

Estos hermanitos eran adorables, pero había un detalle en ellos que había que sanar

Fue así como la organización Kitten Rescue de Los Ángeles, decidió que no podían perder ni un segundo al ayudar a estos hermanitos.

Los voluntarios de Kitten Rescue buscaron la ayuda de especialistas en huesos y articulaciones en ACCESS Specialty Animal Hospital. Los seis gatitos fueron diagnosticados con síndrome de laxitud del carpo, una condición que se observa principalmente en cachorros.

Según una publicación de Facebook de Kitten Rescue, las causas del trastorno no están claras, pero se supone que es el resultado de un desequilibrio en las tasas de crecimiento entre los huesos y los tendones de las extremidades delanteras.

¿Hay algún tipo de solución al problema de estos chiquillos adorables? Sí, por suerte aún tienen esperanzas de tener una vida normal, como cualquier otro gatito.

Una malformación en las patitas de estos chiquillos debía ser tratado con yeso

Los «Wine Kitties» como los llaman de cariño debido a sus nombres, han sido tratados con yesos, para ayudar a corregir su condición. Esto significa que los gatitos necesitarán un control médico frecuente, además de atención focalizada durante las próximas semanas.

Cada gatito en esta camada es excepcionalmente dulce y afectuoso, y las personas de Kitten Rescue quieren asegurarse de que tengan la oportunidad de crecer sanos, felices y fuertes. Han hecho un gran trabajo y no se detendrán hasta que sepan que están fuera de peligro.

Ninguna condición podría frenar la ternura y belleza de estos chiquillos. Además de recibir el debido tratamiento para solventar los problemas en sus patitas delanteras, los huerfanitos también están colmados de amor y de atenciones.

Al tener solo tres semanas de vida requieren de cuidados especiales, entre ellos una alimentación manual y el debido aseo.

Con el amor y lo cuidados necesarios estos pequeñines prosperaron rápidamente

En estos casos es complicado suplir la ausencia de una mamá gata, pero los voluntarios de Kitten Rescue lo están haciendo muy bien.

Es difícil decir por cuánto tiempo estos pequeños estarán sometidos a este tratamiento, pero los responsables de la salud y el bienestar de estos chiquillos solo los dejarán marchar a casa cuando sepan que se encuentran en las mejores condiciones posibles y listos para tener el hogar perfecto.

¿Te sorprende la historia de estos seis hermanitos? ¡Compártela en las redes sociales!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!