Consuelan a su gata muy pegajosa con un «falso regazo» sin creer que realmente funcionaría

Nuestros amigos felinos son seres con una ternura sin igual y que saben muy bien como llamar la atención para recibir el cariño y la atención de sus padres humanos.

Tal como lo hace Ziggy, una gata de 10 años que, sin lugar a duda no es la excepción.

Rebecca May y Alex, su esposo, adoptaron hace 3 años a Ziggy y a su hermana Harley de un refugio de Londres, y aunque Ziggy inicialmente era muy tímida, solo bastó que se sintiera cómoda en su nuevo hogar para expresar su verdadera personalidad.

«Cuando está con alguien es realmente intensa. Ella tiene que estar sentada contigo», dijo Rebecca.

Es realmente una mascota muy cariñosa y pegajosa que no pierde la oportunidad de estar sentada en el regazo de sus padres, sin respeto por el espacio personal.

Ziggy siempre está atenta a los pasos de sus padres, incluso antes de que se sienten ella ya está planeando pedir sus abrazos.

«Sus orejas se agachan y cierra sus ojos cuando piensa que estás a punto de sentarte», dijo Rebecca.

«Es como si tu regazo fuera un objetivo y siempre está ahí, no importa si estás listo o no”, añadió Rebecca.

Recientemente, los padres de Ziggy comenzaron a trabajar desde casa y esto parecía ser una buena noticia para Ziggy, quien celebró la presencia de ellos trepando por el escritorio y el teclado de la computadora.

«Ella se sentará en tu espalda balanceándose y acurrucándose sobre tu brazo o sobre tu hombro. Solo tiene que estar contigo», dijo Rebecca.

Pero para sus padres esto fue un problema, ya que necesitan usar la computadora y recibir llamadas.

Para tratar de controlar a su cariñosa mascota Rebecca colocó una cama para gatos en su escritorio, pero aun así no fue suficiente.

«Creemos que necesita calor y sentirse protegida», dijo Rebecca.

La pareja intentó todo, pero nada parecía satisfacerla. Finalmente, a Alex se le ocurrió una genial idea… ¡Unas piernas falsas!

Tomó un par de pantalones y los rellenó. Escondió una almohadilla térmica, agregó unos zapatos de tenis para simular los pies y una almohada para el estómago.

«Pensó que crear un señuelo sería divertido, pero no esperó que realmente funcionara», dijo Rebecca.

Ziggy rápidamente se subió al regazo señuelo, donde estuvo tranquilamente durante 4 horas.

«Estos pantalones dan un poco de miedo, pero definitivamente lo sacaremos cuando tengamos un día muy ocupado de llamadas», añadió Rebecca.

Rebecca publicó una foto del señuelo en las redes con una leyenda explicativa.

“Ahora que ambos trabajamos desde casa nuestro gato se ha vuelto extremadamente pegajoso y tuvimos que improvisar», escribió la madre de Ziggy.

Los usuarios de las redes aplaudieron el ingenio de estos padres para solucionar un problema de una manera tan especial.

Muchos dueños de gatos manifestaron que no podían esperar para probarlo ellos mismos.

«Harley estaba totalmente desinteresada, pero a Ziggy le encantó», añadió Rebecca.

Aunque este señuelo ha funcionado de maravilla, Rebecca y su esposo saben que no es un reemplazo del calor que puede dar el verdadero regazo.

Comparte esta divertida historia con tus amigos, especialmente si tienen un cariñoso gato como mascota.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!