Control Animal caza a un perrito con un dardo venenoso frente a los ojos de su dueña de 8 años

Una pequeña de sólo 8 años tiene el corazón destruido y su mente traumada después de ver cómo un “trabajador” de control animal le quitó la vida a su perrito de la forma más cruel e inhumana.

El pasado 10 de octubre Shynali Risbibi, de Taraz (Kazajistán), salió de su casa para ir a la escuela cercana, junto a su perrito, cuando un empleado de control animal apuntó a su mascota con un dardo venenoso, lo cual le causó la muerte casi inmediata. Todo el hecho quedó registrado en un vídeo que ha generado miles de reacciones.

En las imágenes se observa a Barsik, el perrito negro de un año, desplomarse frente a la casa de sus dueños y a la pequeña Shynali intentando auxiliarlo.

Lo más indignante en las imágenes es ver cómo el hombre en medio de la calle observa la desgarradora escena entre el perrito agonizante y la asustada niña, mientras él de forma fría se ocupa de limpiar el rifle de aire con el cuál apuntó al animal.

No nos podemos imaginar la magnitud del terror que debió sentir Shynali que con sólo 8 añitos debió ser testigo de la muerte de su amigo fiel.

Pero como si el asunto no fuese lo suficientemente descabellado, al caer al suelo el cuerpo sin vida de Barsik, el “digno trabajador” se aproxima a él y lo sujeta por el cuello, mientras lo arrastra por la calle y se lo lleva al interior de la furgoneta de Control Animal.

En ese momento, la pequeña niña entra desesperada a su casa y temblando relata lo sucedido a su madre.

 “Mi hija corrió a casa llorando. Estaba temblando y apenas podía hablar. Después de darnos cuenta de lo que pasó, mi esposo y yo salimos corriendo y encontramos a ese hombre. Después de una gran pelea, el trabajador abrió su camioneta y nos mostró a Barsik”, relató la madre.

Según comentó la mujer, en el interior de la camioneta se encontraban los cuerpos sin vidas de otros perritos. Barsik no había sido la única víctima ese día, una lamentable situación que nos hace pensar de un exterminio en la ciudad.

“Shynali lloró todo el día. No nos atrevimos a decirle lo que vimos en la camioneta”, agregó la mujer.

Las imágenes del cruel evento quedaron registradas por la cámara de seguridad de la casa de esta familia, quienes decidieron publicarlas para denunciar el terrible crimen.

Barsik no era un perrito callejero, tenía una familia y aún así su vida le fue arrebatada.

Al parecer esta no sería la primera vez que crímenes como este ocurren ante la mirada inocente de los niños dueños de mascotas. Así lo comentó la activista de derecho animal, Irina Keller.

“En la primavera de este año, un trabajador de control de animales mató a un perro mascota frente a su dueño, una niña de nueve años. La niña protegió al perro con su cuerpo y el trabajador le apuntó con su rifle. Se asustó y se hizo a un lado. Luego mató a su perro. Los trabajadores de control de animales matan todo lo que se mueve con dardos venenosos y su unidad les paga por cada cadáver”, denunció Keller.

El jefe de Control de Animales, Anuarbek Kaltaev, se pronunció al respecto y anunció que el hombre será despedido “de ser encontrado culpable”, por el momento el caso está bajo investigación. Sin embargo, sus declaraciones sólo han generado críticas por lo parciales que han sido. 

Estamos hablando de una vida que fue arrebatada frente a los ojos de una pequeña que está empezando a vivir. Ahora, Shynali tendrá que lidiar con el horror de ese momento y su familia intenta ayudarlo, por lo cual están en busca de un nuevo  Spaniel negro para adoptar. Pero además de esto quieren que se haga justicia.

Comparte esta historia y ayúdanos a denunciar tan terrible hecho. Se supone que estas personas son trabajadores no criminales, deben comportarse como tal. ¡Por favor comparte y denuncia!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!