Un emotivo y escalofriante cortometraje demuestra hasta qué punto sufren los animales salvajes

Una vez más, ponemos en boca de todos el maltrato que sufren los animales salvajes, muchas veces ignorados o desplazados por los maltratos igualmente importantes que sufren los animales domésticos. Pero poco a poco organizaciones y activistas se han dedicado a mostrarle al mundo lo que sufren estos animales que no vemos con frecuencia, pero que igual merecen respeto.

Focas, rinocerontes, ballenas, son víctimas de calamidades humanas cada año.


Se estima que cerca de 1200 rinocerontes son asesinados cada año por sus cuernos, al menos 1600 ballenas pierden la vida por cazadores que tienen permisos legales para acabar con sus vidas. Lo mismo sucede con las focas, que por fines comerciales y legales se sabe de cifras que superan el sacrificio de hasta 66.000 focas por temporada de caza. Esto sin contar pelícanos, peces y otras especies salvajes que sufren por su mercado ilegal o la contaminación del hombre.

Son cifras realmente alarmantes, por lo que deberíamos crear conciencia.


En vista de eso, se presentó en el Wildlife Conservation Film Festival (WCFF) un cortometraje creado por DDB New York, titulado “Dream”, en el que se puede ver mediante animaciones, cómo diferentes animales cantan con ilusión “I Dreamed I Dream” del musical de Brodway, “Les Miserables”, pero de pronto todo cambia.

Hermosos escenarios animados se ven interrumpidos por la mano del hombre hasta acabar con la paz y la vida de los animales.


Bajo las voces de Natalie Bergman, Ryan Merchant, Keenan O’Meara & Tal Altman, podemos observar cómo cazadores furtivos matan a la madre de un pequeño rinoceronte; cómo una ballena es sometida y asesinada en su hábitat natural; cómo un pelícano sufre ante el incendio de una planta petrolera que se incendia en medio del mar; y cómo dos inocentes focas se ven acosadas por crueles cazadores que no les permitirán defenderse.

Realmente dramático, pero de la mano de una realidad que deberíamos evitar a toda costa.

Youtube / Pop.inquirer

Muchas industrias de caza legal alegan que es necesario para evitar la sobrepoblación de algunas especies, pero eso no justifica la cantidad ni la crueldad con la que ocurren los hechos. Es una lucha constante entre poderosas industrias contra activistas que buscan respetar la vida salvaje. Esperamos que muchas personas tomen conciencia y aunque no esté en sus manos acabar con la caza, al menos demuestren su rechazo o se unan a causas justas que permitan a los animales “soñar”.

Comparte esta historia, nunca sabemos que duro corazón podemos ablandar.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!