Cuando llegan a casa encuentran a su perrito en una preocupante escena

Pogo es un adorable perrito cocker spaniel. Tiene toda la energía del mundo y sus travesuras no paran de dejar a su familia boquiabierta. Recientemente, las aventuras de Pogo llegaron un poco más lejos y por un momento sus dueñas pensaron que la vida del peludito estaba en riesgo.

Gemma y su pareja habían salido de casa y cuando volvieron lo primero con lo que se encontraron fue con el hermoso peludito completamente cubierto de una extraña sustancia roja. Su primera reacción fue que pensar que Pogo que se encontraba gravemente herido en una de sus patitas.

Después de todo, el color era realmente convincente y el travieso peludo contaba con un sorprende historial de meterse en las situaciones más impensadas. Ambas entraron en pánico y de inmediato lo dejaron todo para averiguar qué había sucedido.

“Estábamos tan asustadas que no nos dimos cuenta de que él estaba muy feliz y nos movía la cola. Debimos haberlo imaginado”, dijo Gemma.

Gemma comenzó a buscar algún vidrio roto en el suelo de su casa o cualquier otro objeto que pudiese haberlo hecho daño a Pogo. Mientras tanto, su novia tomó a Pogo y comenzó a revisarlo con detenimiento para averiguar dónde se había herido.

Fueron minutos demasiado tensos y nadie comprendía qué rayos había sucedido para que el peludito quedara en un estado tan impactante. Minutos después encontraron la respuesta y simplemente no podían creerlo.

En la cama de Pogo había un sobre de tinte de cabello rojo con claras señales de que el peludito lo había estado masticando y jugando con él. Era un pequeño alivio comprobar que no era sangre pero luego comenzaron a temer que el tinte pudiese generar serios daños en el perrito.

Lo llevaron a un veterinario y tras una serie de pruebas comprobaron que el travieso Cocker se encontraba en perfecto estado. Había tenido mucha suerte.

“Comenzamos a reírnos. Pogo estaba muy feliz, corría en círculos por toda la casa. No parecía culpable en lo absoluto”, dijo Gemma.

Pogo recibió un largo y profundo baño pero el tinte no salía por completo. Durante un par de meses, el peludito siguió robando las miradas de todos. No hay dudas de que esta será una de las aventuras más inolvidables del travieso Pogo.

No olvides que si tu perrito hace algo así debes llevarlo de inmediato al veterinario y debemos intentar mantener cualquier producto químico fuera de su alcance. ¡Comparte!

Más noticias sobre: