Graba al hombre de la basura que se detuvo a darle golosinas a su perro y llama al supervisor

Jett es un simpático perro pastor alemán de 4 años que adora hacer nuevos amigos. Es muy travieso y su pasatiempo es invitar a jugar con todos los humanos que se encuentran en su camino. Jett ha hecho muchos amigos a lo largo de los años, pero una de las relaciones más especiales que tiene es con Curt Stickley, el encargado del aseo en su zona.

Algunas personas suelen pensarlo dos veces antes de acercarse a un perro grande que no conocen, pero el amor de Curt por los animales es tan grande que no lo dudó ni un segundo: quería conocer a Jett.

Durante una jornada de trabajo, Curt vio al hermoso Jett sentado en la entrada de su casa. El dedicado conductor se acercó hasta Derek Molter, el dueño del perrito, y le pidió permiso para darle una golosina.

“El conductor se bajó y se acercó a donde estaba acostado Jett y me preguntó si estaba bien darle una golosina. Por supuesto, dije que sí y nació la amistad”.

Derek se sorprendió al ver el espontáneo gesto de cariño. No podía imaginar que ese sería el comienzo de una larga tradición, cada vez que Curt conduce en la zona de Derek se asegura de llevar un par de golosinas para darle a su peludo amigo.

Todas las semanas, el pastor alemán sabe la hora en la que se acerca su amigo y lo espera pacientemente. Derek adora ver el bonito vínculo que su mascota formó con Curt, así que siempre le abre la puerta para permitirle saludarlo.

“Cada semana, si estoy en casa, dejo salir a Jett y él corre y se sienta en el césped, esperando pacientemente a que su amigo Curt se detenga y le traiga una golosina”.

Por desgracia, hay días en los que Derek no se encuentra allí y Jett no puede salir a esperar a Curt, pero esto no detiene al dedicado empleado del aseo en su gran amor por el perrito y un día Derek volvió a su casa para encontrarse con un sorprendente gesto de amor.

Durante dos semanas consecutivas, Curt no había logrado saludar a Jett. Había ido preparado con las golosinas y a pesar de que el perrito no salió a su encuentro quería asegurarse de que no le faltaran las galletas. 

Este es el vídeo en el que grabaron al hombre de la basura deteniéndose para darle golosinas al perro:

Después de pensarlo un rato, Curt las dejó en el buzón de Derek y dejó una bonita nota para asegurarse de que Jett recibiera su regalo.

El hombre encontró una nota en su buzón que decía: «mirar adentro» y allí encontró algunas golosinas para perros.

perro

Curt también extrañaba a Jett y quiso demostrarlo de alguna manera. Derek se emocionó tanto con este gesto, que decidió publicar en Facebook las fotografías de lo sucedido y de inmediato la historia se hizo viral

“Incluso llegué al extremo de llamar al departamento de desechos sólidos de la ciudad de Kamloops y hablé con el supervisor del conductor para elogiar su excelente servicio. Es un hombre con un gran corazón”, dijo Derek.

Tras ese bonito gesto, Derek procura estar en casa cada vez que viene el camión del aseo. Después de todo, los viejos amigos se extrañan demasiado si no logran saludarse y nada como la alegría de Jett al recibir las golosinas que Curt le trae.

¿Qué opinas sobre esta bonita amistad? El mundo necesita más personas amorosas como Curt. Ojalá que muchos más trabajadores como él trataran así a los perritos.