El drama de 4 perritos de un refugio que sólo esperan reunirse con su familia que jamás volverá

Aunado a terribles enfermedades como el cáncer, esta cruel pandemia por coronavirus que no cesa y nos ha asolado a todos de una u otra manera, ya se ha cobrado la vida de millones de seres humanos, que han dejado a sus familias sin alguno o ninguno de sus miembros.

Enlaces patrocinados

Pero, ¿y qué pasa con las mascotas? Las protectoras en favor del bienestar de los animales redoblan esfuerzos en busca del hogar ideal para quienes han perdido a sus cuidadores por la crisis. Oliver, Winston, Isabelle e Izzy son los 4 cachorritos protagonistas de una historia más, resultado del covid-19.

Resulta que quedaron huérfanos de familia, después de que su madre humana muriera de cáncer el año pasado y su papá y hermana perdieran la batalla contra el virus y murieran también hace algunos días. Han quedado solos en el refugio temporal Nassau County SPCA, ubicado en la ciudad de Long Island, Estados Unidos.

Allí, el cuarteto de peludos alberga la esperanza de que pronto alguna familia se enamore de ellos y les brinde cobijo y amor en un nuevo hogar permanente, todos juntos como los hermanitos que son.

Al iniciar el año, desafortunadamente Jennifer Stien, de 47 años, fue hospitalizada de emergencia tras contagiarse con el virus. Por su parte, su padre, Barry de 77, quien también luchaba contra el virus, se ofreció a cuidar de los peludos mientras ella se recuperaba.

Enlaces patrocinados

Sin embargo, el virus se ensañó con ambos, sobre todo con Barry, quien pronto se vio sobrepasado por los síntomas y debió ser trasladado también para recibir atención médica. Previamente y con el dolor de separarse de los bebés de su hija, dejó a los perritos bajo el cuidado de la protectora de animales, Nassau County SPCA.

Portavoces de la organización declararon que dieron su palabra a los Stien de que los animalitos no sufrirían daños y que se encontraban en buenas manos. Les dijeron que estarían esperando su regreso, cosa que, desafortunadamente, no sucedió. Tanto Barry como Jennifer fallecieron a los pocos días con tan solo 6 días de diferencia.

“Estos perritos lo perdieron todo (…) Nos parte el corazón verles sus caritas, preguntándonos cuándo se podrán ir a casa. Pero, nosotros estamos determinados a mantener esas colitas moviéndose”, dijeron desde Nassau County SPCA.

De acuerdo a la protectora, esta es la primera vez que su equipo de voluntarios se enfrenta a una situación de esta naturaleza. Sin embargo, este hecho no doblega sus esfuerzos, centrados en que todos los perritos sean adoptados juntos.

Enlaces patrocinados

“Será un tremendo desafío encontrar a alguien que reciba a cuatro perros de sopetón, pero la esperanza es lo último que se pierde”, añadió uno de los empleados del albergue para mascotas.

Adicionalmente, a través de un comunicado, Nassau County SPCA está pidiendo y recibiendo donaciones en metálico y otros enseres, para así poder alivianar la carga y mantener a los cuatro hermanitos mientras estos se encuentran en proceso de adopción con la esperanza de siempre estar juntos. 

Comparte esta historia con tus familiares, amigos y seres más apreciados. Realmente esperamos que un alguien de buen corazón aparezca pronto para hacerse cargo de estos peludos que lo perdieron todo, excepto sus ganas de vivir sanos y felices.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!