Decían que era una perrita «demasiado fea» para ser adoptada y deciden abandonarla

La frivolidad de algunas personas no solo se ve reflejada entre la gente. Lo creas o no, los animales también son víctima de discriminación por una cosa tan sencilla como su apariencia.

Algunos perros y gatos no lo pasan nada bien. Ciertas mascotas nacen con malformaciones, son víctimas de ciertas enfermedades que dejan una huella para siempre o simplemente se topan con el infortunio de cruzarse en el camino con alguien que le propine malos tratos.

El abandono y la vida en las calles dejó una huella en Nelly que la hacía parecer «fea»

La historia de Nelly tiene mucho que ver con esto último. Nelly era una perrita que no las tenía todas consigo cuando llegó a manos de las personas de Sidewalk Specials.

Las personas que la habían rescatado la consideraban demasiado fea para que fuese adoptada y la abandonaron.

La perrita recibió atención veterinaria y determinaron algunas lesiones leves en la piel

Los especialistas de Sidewalk Specials no estaban dispuestos a dejar a Nelly de lado.

Lucharon por trasladarla hasta su organización, ubicada en Ciudad del Cabo y darle allí una segunda oportunidad.

Después de ver este lindo video, lo pensarás dos veces antes de hacer una conclusión sobre una mascota

Nelly estaba algo desnutrida y enferma, nada que el amor y la perseverancia de las personas de buen corazón no pudiera sanar. Luego de una evaluación veterinaria comenzaron a trabajar en su rehabilitación.

Al principio, nadie mostró interés por Nelly, pero la gente de Sidewalk Specials supo contar su historia y comenzó a difundir en las redes sociales su transformación y sus avances. Fue imposible notarla y querer hacer algo por ella.

Muy pronto Nelly demostró que no había razones para haberla juzgado de «fea»

En muy poco tiempo encontró una familia maravillosa que quiso hacerse cargo de la niña que fue rechazada, supuestamente por su fealdad y que ahora comenzaba a florecer, en simpatía, belleza y amor.

Nelly fue trasladada a una granja y recibió, además de un gran recibimiento, mucho amor. Ahora Nell se llama Lilly y tiene una de las vidas más maravillosas que un perro puede imaginar. Tiene mucho espacio para correr, está rodeada de animales y comparte su vida con numerosos hermanos perros.

Su mirada atemorizada hoy en día es brillante y feliz

Pasó toda su vida luchando por sobrevivir y ser aceptada y finalmente en la vida le da justo lo que merece. Si te conmueve esta historia, permite que otras personas la conozcan, compartiéndola en tus redes sociales.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!