Deciden exterminar la mitad de los ciervos de un parque porque son la peor «amenaza»

Lamentablemente, hay noticias que nos quiebran el corazón y esta es por mucho una de ellas. Recientemente se ha dado a conocer que el Ayuntamiento de Longueuil en Quebec, Canadá, ha decidido quitarle la vida a la mitad de los ciervos que habitan en el parque Michel Chartrand bajo el argumento de “asegurar la sostenibilidad del parque.”

El parque está ubicado en la provincia francófona de Quebec.

La triste noticia ha dejado a activistas y amantes de los animales completamente desconcertados.

Si bien se plantearon otras opciones ninguna pareció convencer a las autoridades, quienes vieron la matanza organizada como la mejor opción.

La matanza nunca será una opción para controlar la sobrepoblación.

El parque cuenta con 32 ciervos cola blanca, de los cuales 15 serán sacrificados debido a que están poniendo en riesgo al parque en cuanto a la sostenibilidad en el tiempo.

En un comunicado de la prensa local, el Ayuntamiento de Longueuil, expresó:

“La opción elegida por el parque Michel-Chartrand no es la que al Ayuntamiento le hubiese gustado aplicar, ya que es sensible al bienestar animal y las preocupaciones de los ciudadanos. Pero teniendo en cuenta el contexto excepcional del parque, se tuvo que tomar una solución excepcional.”

Las autoridades han señalado que el número excesivo de ciervos están deforestando el parque, estos ejemplares comen las plantas cuando apenas están creciendo y esto hace que aumente el costo de plantación para el gobierno local.

No solo mencionan la sobrepoblación de estos animalitos, también resalta que la sobrepoblación de ciervos es uno de los indicadores de alto riesgo de accidentes automovilísticos alrededor del parque, así como daños a las propiedades vecinas.

A la izquierda, zona donde los ciervos no pueden acceder. A la derecha, vegetación donde habitan los ciervos. Ayuntamiento de Longueuil.

Si bien el Ayuntamiento de Longueuil exploró otras opciones, como autorizar la caza o trasladar los ciervos a otra región, ambas fueron descartadas. Al parecer esta última les causaría un estrés muy grande a los animales, y la caza suponía un peligro para los visitantes.

En vista de esta triste noticia, Olivier Kolmer, un portavoz de la organización Greenpeace comentó al respecto:

“Debemos profundizar más en cómo evitar llegar a esta etapa, que es bastante trágica y lamentable. La situación de este parque es un síntoma de nuestra relación con la naturaleza y del lugar en que le dejamos. Nuestras actividades tienen un impacto directo con  ella.”

Sin duda, todos estamos de acuerdo en que esta es una drástica medida y que el exterminio no es la solución. Siempre hay opciones para velar por la flora y fauna de nuestro planeta sin que ningún ser vivo se vea afectado.

Es importante que seamos conscientes y comprendamos debe haber una relación recíproca entre Tierra y los seres que la habitan. Comparte esta historia y seamos la voz de los más vulnerables.