Centenares de perros y gatos quedan desamparados tras la muerte de la fundadora del refugio

Encargarse de un refugio no es tarea sencilla. Sin embargo, Lee Siew Ying decidió pasar los últimos años de su vida completamente dedicada a cientos de perros y gatos sin hogar.

Desde que era muy joven sintió una conexión muy especial con los animales pero no contaba con los recursos necesarios para rescatar a todos los que se cruzaban en su camino.

Lee vivió toda su vida en Singapur.

Cuando su hijo cumplió 10 años se convirtió en madre soltera. Para ese momento vivían en casa con nada menos que 20 gatitos rescatados. Madre e hijo no querían más que lograr salvar la vida de muchos otros animales, pero comprendieron que ya no contaban con el espacio necesario. Fue así como fundaron Mettacats & Dogs Sanctuary en el año 1999.

El refugio ha llegado a albergar 500 gatos y 120 perros.

Lee Siew trabajaba en las mañanas en una clínica y luego dedicaba las tardes a darle todo el amor posible a los perros y gatos de su refugio.

La amorosa madre trabajó arduamente y utilizó los ahorros de toda su vida para brindarle atención médica a todos los animales. Por desgracia, a comienzos del 2019 Lee se desmayó inesperadamente y su salud comenzó a decaer.

La palabra Metta en el nombre del santuario significa «amor bondadoso».

Después de una serie de exámenes médicos fue diagnosticada con un agresivo cáncer de estómago en etapa 4. Las probabilidades de sobrevivir eran realmente bajas pero Lee comenzó a recibir tratamiento y siempre se mantuvo con una actitud positiva y feliz.

A pesar de todo esto, seguía teniendo una prioridad muy importante: el cuidado de los animales. Con las pocas fuerzas que le quedaban cosía regalos especiales para ayudar a recoger fondos.

El refugio requiere de al menos 16 mil dólares mensuales para poder funcionar.

A mediados de noviembre, el hijo de Lee informó la devastadora noticia. La amorosa rescatista había perdido la batalla contra el cáncer.

El refugio necesita con urgencia de muchos voluntarios y donantes para poder salvar la vida de cientos de animales. Las cosas se han vuelto muy difíciles para todos sin la presencia de Lee pero no están dispuestos a desamparar a los peluditos por los que ella tanto trabajó.

Lee perdió la vida poco después de cumplir 66 años de edad.

Lamentamos la partida de Lee. El trabajo de cada voluntario y rescatista es verdaderamente invaluable. Esperamos que las mascotas de Mettacats & Dogs Sanctuary logren seguir adelante y este bonito refugio deje en alto la memoria de su fundadora.

No dudes en apoyar a todos los peluditos de este santuario y comparte esta nota para dar a conocer el maravilloso trabajo de Lee, un legado que prevalecerá por siempre.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!