Dejó a su perro sano en casa para ir a hacer un recado rápido y cuando regresó ya estaba rígido

Nadie duda que los dueños que aman a sus mascotas harían lo que fuera para protegerlos de todos los peligros. Es que definitivamente los amamos tanto que el solo hecho de pensar que un día nos puedan faltar, se nos estremece el corazón.

Pero no podemos olvidar que las mascotas, al igual que los bebés, requieren un sinfín de cuidados. No podemos descuidarlos ni un solo segundo, ya que así como lo hacemos con los más chiquitines de la casa, sabemos que un segundo descuido puede terminar en el peor de los finales.

Es por eso que muchos tratan de extremar los cuidados y convertir sus hogares «a prueba de bebés y a prueba de perros». Pero lamentablemente, a veces lo que hacemos no es suficiente. Es la desgarradora experiencia por la que tuvo que atravesar la dueña de Wasabi, y de otros perritos que cruzaron el arco iris por culpa de un descuido que pudo ser evitado. Ahora, en medio del llanto cuentan lo sucedido para que nadie más pase por su mismo dolor.

“Mi hija Traci perdió a su querido perro Wasabi por esto: una bolsa de snacks de cortezas de cerdo (chicharrón)», escribió Patricia Polacco en su red social.

«Se había ido a buscar algo para unos amigos, ni siquiera se había ido 10 minutos y su compañera de cuarto la llamó aterrorizada. Cuando vino encontró a Wasabi al lado de la puerta principal con la bolsa todavía en la cabeza. Ni siquiera se le había pasado por la cabeza que algo así podría suceder. ¡Ninguno de nosotros lo sabía! Por favor, pasa la voz. Bolsas con patatas fritas, bolsas con cremallera con comida, bolsas zip lock, recipientes de yogur… No los deje donde los cachorros y los gatos puedan alcanzarlos. Nuestros corazones todavía están rotos. Gracias», concluyó.

La dueña de Wasabi estaba devastada, no podía creer que por algo tan absurdo se estaba despidiendo de su mascota para siempre. La pequeña perrita amante de los chicharrones decidió meter su hocico en la bolsa que encontró abierta en la alacena, y en cuestión de segundos murió de sofocamiento.

Pero ella no fue la única víctima de este peligro, a otro perro llamado Menja le pasó exactamente lo mismo. Y su madre relata al respecto:

«Bajé las escaleras y lo encontré rígido con una bolsa de marca Goldfish alrededor del cuello», dijo Shira.

Mientras que otras dueñas de perros fallecidos en las mismas circunstancias relataron sus propios traumas: “Había derribado lámparas y mesas y cosas así antes de finalmente asfixiarse. Fue un camino horrible», dijo una. “Estaba empezando a hincharse y cosas así. Era simplemente insoportable. Él fue mi vida durante 10 años. Lloré como un bebé durante días y semanas», contó otra.

Lo más desgarrador es que todos estos perritos solo estaban actuando por un instinto básico: el hambre. Y fue así como tristemente el hambre les costó la vida.

Todos los dueños deben saber que los perritos, independientemente de su tamaño, de si están educados o no, de si tienen su comida o no, corren el mismo peligro. No podemos tomarnos esto a la ligera.

En vista de lo sucedido una ONG llamada PreventPetSoffocation relata lo que sucede con los perritos en estos casos:

«Muchas de estas bolsas están hechas de un fuerte material similar a mylar (como un globo) que ayuda a mantener los refrigerios más frescos. Cuando un perro curioso mete la cabeza en la bolsa en busca de restos de migas, la bolsa crea un sello similar al vacío alrededor del cuello del perro. Mientras intenta respirar, la bolsa se tensa alrededor de su cuello, cortando el oxígeno. Cuando un perro no puede sacar la bolsa de su cabeza, generalmente comienza a entrar en pánico, corriendo desesperadamente hasta que se derrumba y muere por asfixia, a menudo también pierde sus intestinos. Esto sucede en minutos».

Y hacen una final petición: «Mantenga TODAS las bolsas de refrigerios detrás de una puerta cerrada. Otra opción inteligente es comprar contenedores sellables que quepan en su despensa. Por favor, sea diligente. Sus vidas están en juego. Pase esto a todos los padres de perros. ¡Este peligro oculto NO debe ser ignorado!».

No te vayas sin compartir esta valiosa información que puede hacer la diferencia salvando la vida de muchos perritos.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!