Dejó atrás sus días en la calle para convertirse en la “empleada” estrella del terminal

Pocas personas esperarían encontrarse con una graciosa perrita chihuahua atendiendo en una taquilla de pago. Sin embargo, Chiquita es la estrella en una agencia de boletos de autobús. Esta dulce peludita fue adoptada por Adelsionir y Mariani y no tardó en convertirse en la reina del lugar.

La perrita vivió muchos años en la calle hasta que sus dueños la rescataron.

Adelsionir y Mariani trabajan atendiendo al público en la agencia de boletos. Al principio, decidieron dejar a la perrita en casa para poder ir a la oficina con más tranquilidad pero descubrieron que esto ya no era una opción. Chiquita es muy sociable y no le gustaba pasar tantas horas en casa completamente sola.

Chiquita tiene actualmente 9 años de edad, pero aún tiene la energía de un cachorro.

Fue entonces cuando decidieron llevarla al trabajo. En aquel momento no podían imaginar que terminaría convirtiéndose en la empleada favorita de todos. Chiquita es muy curiosa y adora pasar el día viendo a la gente ir y venir. Se asoma con mucho estilo a la ventanilla de atención al público y casi parece desearles a todos un buen viaje.

Chiquita y su familia viven en la ciudad de Blumenau en Brasil

Todos quedaban encantados al conocer a la perrita así que no quedó otra opción más que darle la bienvenida oficial a la empresa. Ahora, la graciosa chihuahua pasa sus horas de oficina cumpliendo con dos labores fundamentales: Ver la cola de clientes y ser la más tierna del mundo.

“Le encanta quedarse en el mostrador mirando a los pasajeros. Creo que no vende boletos sólo porque no habla nuestra lengua”, bromea Adelsionir.

Mariani y Adelsionir no se encontraban seguros sobre adoptar una mascota. Sin embargo, Chiquita es ahora una parte fundamental de sus vidas y están seguros de fue la mejor decisión que pudieron haber tomado. En tan sólo par de años, la simpática chihuahua se asegura de sacarles una sonrisa todos los días y les ha enseñado mucho sobre el amor a los animales.

“Los animales nos aman sin importar cómo nos veamos, nuestra clase social o nuestra profesión. Sólo quieren sentirse amados incondicionalmente”, reflexionó Adelsionir.

Muchos estudios han demostrado los beneficios de tener una mascota en casa y en la oficina. Estos simpáticos peludos ayudan a mantener bajos nuestros niveles de estrés y nos recuerdan que no hay nada que una meneada de colita no pueda curar.

¿Qué opinas de esta simpática perrita? Cuéntanos tu opinión y no dudes en compartir la historia de quien sin duda es la mejor empleada de esta agencia.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!