Dentro de una iglesia, lo dejan amarrado al altar en la medianoche junto a una desgarradora nota

Como si se tratara de un bebé no deseado, como se acostumbraba en tiempos antiguos, un «piadoso feligrés» tristemente se vio obligado a dejar a su amada mascota junto al altar de una iglesia que permanece abierta las 24 horas del día.

Los hechos sucedieron el pasado 18 de diciembre, en la iglesia del Sagrado Corazón de Blackpool, una pequeña población de Lancashire, en Inglaterra

Se trata de una iglesia que abre sus puertas durante toda la noche y sirve como refugio para vagabundos e indigentes, debido al crudo invierno al que se enfrentan.

Cuando el personal de limpieza se acercó a sus tareas diarias a las 8 de la mañana, sus corazones se paralizaron con la escena. Desde entonces, el hallazgo del perrito ha conmocionado al país entero.

 Un perrito mezcla de Staffordshire pasó toda la fría noche amarrado al altar junto a una desgarradora nota

Con pecho blanco y mirada triste, quizás de tanto llorar tras haber sido dejado por su dueño en la oscuridad de la noche, el pobre pequeño no entendía nada.

Cuando se acercaron se percataron de un folio blanco escrito con bolígrafo azul, donde el dueño con el corazón destrozado explicaba sus poderosas razones para haber hecho algo así y su insistente súplica dirigida al que lo encontrara:

«Por favor créanme cuando digo que no ha sido fácil para mí», era el comienzo de una carta de despedida que no ha roto sólo dos corazones.

«Mi perro significa todo para mí y no sé qué más hacer. No tengo casa ni dinero ahora para él. La vida me ha dado un giro realmente malo y no puedo imaginar que él esté a la intemperie conmigo, pasando frío y hambre», explicaba sobre la mala racha por la que está pasando

«Por favor, por favor, por favor, encuentre un buen hogar para él. Es un perro tranquilo, amable y amoroso… Tendrá siete años el 22 de marzo. Tiene las patas delanteras bastante sensibles, las he estado tratando durante aproximadamente un mes, pero todavía están adoloridas».

«Mi corazón está roto y realmente lo extrañaré más de lo que las palabras pueden expresar. Espero que pueda encontrar el nuevo hogar que se merece. Te amo y lo siento muchísimo…», finalizaba con tres equis. «Besos».

Los párrocos decidieron actuar y llamaron a la Real Sociedad para la Prevención de la Crueldad contra los Animales (RSPCA). Desde que publicaron su carita triste en las redes, la solicitudes de adopción no cesan.

Tras ser revisado por el veterinario, ahora está siendo atendido en una perrera privada cercana donde ha sido apodado como Cracker.

Los responsables de RSPCA, por su parte, aprovechando de que la noticia se hizo viral, quisieron dirigirse al dueño o la dueña, no para juzgarlo, sino para proporcionarle ayuda y consejos de cómo cuidarlo. Pero si no supieran nada de él o ella, entonces lo darían en adopción. Sólo querían que supiera que el pequeño estaba seguro, atendido y lleno de cariño.

«Es muy triste leer la nota y ver cuánto lo amaba el dueño anterior», dijo Will Lamping, portavoz de RSPCA. Advirtió que en estos casos es mejor contactar con una asociación especializada en animales, antes de dejarlos dentro de una iglesia.

«Desafortunadamente, a veces la vida puede arrojar algunas cosas bastante difíciles a las personas y las circunstancias pueden cambiar drásticamente, pero es desgarrador pensar que alguien por ahí extraña a Cracker y se pregunta cómo está».

Después de todo el revuelo que generó este triste caso, finalmente las autoridades descubrieron que el perrito en realidad se llama Rooney, y su dueña, Alison. Charity Street Paws se hará cargo de Rooney hasta que la mujer esté lista para llevarlo a casa.

«La historia de Rooney realmente ha tocado los corazones de la nación, pero lamentablemente no es infrecuente», dijo un portavoz de Charity Street Paws.

«Las personas que no tienen hogar se ven obligadas a tomar decisiones desgarradoras para abandonar a sus mascotas, ya que no tienen otra opción».

Nos alegra que finalmente Rooney podrá regresar con su dueña, pero realmente es desgarrador saber que este caso no es el único. Cuántos perritos habrá por el mundo que deben ser separados así de sus dueños porque no tienen otra solución. Comparte esta nota para crear conciencia de que el abandono nunca puede ser una opción.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!