Un día de Kayak se convirtió en un día de heroísmo para este deportista

Un día soleado puede ser un gran día para un deportista, el clima favorece las actividades y para Massimo Barberi, era un día perfecto para salir a practicar en su kayak, en el lago Comabbio, al norte de Italia. Y así fue, durante un tiempo estuvo disfrutando del día en las tranquilas aguas del lago, pero cuando volvía a la orilla algo inesperado sucedió.

Algo flotando en el agua llamó su atención y se acercó para ver de qué se trataba.


El sol se estaba ocultando así que no podía distinguirlo hasta que estuvo muy cerca. Se sorprendió al ver que se trataba de un ave, en un primer momento asumió que estaba muerta, pero luego observó con detenimiento y notó que aún seguía con vida.

Su pico se encontraba fuera del agua y hacia pequeños esfuerzos por respirar que agitaban levemente el agua.

“No estaba seguro de si debía intervenir o dejar que la naturaleza siguiera su curso”, comentó Massimo.


Pero no podía irse y dejarla ahí, así que con su remo la tomó como si de una pala se tratara y la puso en la proa de su kayak. El ave resultó ser un águila y con ojos de asombro y su pico abierto no dejaba de ver a quien la acababa de rescatar.

“Era como si con sus ojos y su pico abierto quisiera decirme lo sorprendida que estaba de que la rescataran”, dijo el deportista.


Nunca dejó de mirar a Massimo en todo el camino. Cuando llegaron a la orilla, un grupo de campistas se acercó para ayudar, unos fueron a pedir ayuda y Massimo tomó una toalla para comenzar a secar sus plumas. Lamentablemente, no había ningún refugio o veterinario abierto en la zona a esa hora.

Ella seguía mirando cada acción de su héroe.


Massimo pudo comunicarse con un veterinario, quien le recomendó que la mantuvieran hidratada y le dieran un poco de alimento hasta el día siguiente, hasta que pudiera entregarla en una clínica veterinaria.


La dejaron seca, con alimento y agua en una caja para que pudiera descansar y recuperarse del momento crítico en el que se encontraba. Harían lo que les recomendaron, pero de igual manera no sabían lo que podía pasar durante la noche.

Pero ella no pensaba terminar su vida así.


En la mañana, Massimo y algunos campistas angustiados, se acercaron a la caja con incertidumbre. Esperaban encontrarla muy débil aún y hasta estaban preparados de encontrarla sin vida.

Pero no fue así.

En cuanto abrieron la caja, ella sacó su cabeza y estudió su entorno. Se notaba evidentemente recuperada.

Sin previo aviso abrió sus alas y emprendió su vuelo.

TheDodo / HonestToPaws

“Fue un momento inolvidable, nunca me arrepentiré de haberla rescatado, aunque lo dudé por un momento, ver como recuperó su libertad fue mágico”, aseguró Massimo.

Nosotros aplaudimos su acción, esa pequeña decisión cambió la historia de la cansada águila y marcó la vida de su rescatista y los campistas que decidieron ayudar. Siempre nos sentimos orgullosos de saber que existen historias como estas.

Comparte la historia y enviémosle un gran elogio a este hombre y a sus ayudantes.

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!