«Descansa ahora, viejo amigo»– Famoso perrito muere repentinamente tras grabar un programa de TV

La pérdida de un amigo cercano siempre es algo bastante difícil de asumir más aún si este no sólo estaba cerca de ti en el trabajo sino en tu propia casa. Algo similar está atravesando el famoso presentador de televisión Monty Don, después de que su incondicional amigo de cuatro patas falleciera de manera repentina este mes de mayo.

Nigel era uno de los amados golden retriever de Monty y que además formaba parte de su programa de jardinería Two’s Gardeners ‘World.

Este peludito supo ganarse el cariño de la audiencia y divertía a todas las familias, además del de su dueño de 64 años.

Nigel se volvió en la estrella del programa e incluso recibió su propio correo y diferentes cuentas en redes sociales para recibir el cariño de todos sus admiradores.

De hecho, Nigel prestó su nombre para el libro de Monty titulado Don Nigel: My Family And Other Dogs. 

El perrito murió el viernes 8 de mayo, después de la grabación de uno de los episodios del programa. Ese día Nigel estuvo a su lado sin imaginarse que sería el último día de trabajo juntos.

Según informó el animador, el peludo enfermó repentinamente de ataques violentos e imparables que le quitaron la vida.

La noticia salió a la luz por un anuncio hecho por el propio Monty en sus redes sociales.

“Lamento anunciar que Nigel ha muerto. Filmó cada momento del programa del viernes pasado y hasta el final estaba feliz, saludable y su calma habitual y encantadora. Pero de repente se enfermó con ataques violetas e imparables y, a pesar de todo lo que nuestros maravillosos veterinarios pudieron hacer, se escapó silenciosamente sin dolor ni sufrimiento y ahora está enterrado en el jardín con muchas pelotas de tenis”, reveló el animador.

Nigel compartió escena también con su compañera de vida Nellie y entre ambos robaron el corazón de Monty, aunque en algún momento el hombre reconoció que Nigel era su punto débil. Además le asombraba la soltura que tenía frente a la cámara.

“Soy tan fanático de Nigel como cualquier otro espectador apasionado. Ayuda que sea guapo, incluso bello, pero lo que lo distingue de otros perros es el carisma, una capacidad incomparable para inspirar afecto. Él irradia buena voluntad”, dijo Monty durante una entrevista.

El año pasado, Nigel fue sometido a una cirugía para eliminar algunos crecimientos de su boca sin embargo se desconoce si esto tuvo relación con su muerte repentina. Lo que si queda claro es que sus fanáticos y su dueño están atravesando días de luto.

De hecho, así lo expresó Monty al final de su publicación:

“Descansa ahora viejo amigo. Nos vemos y te envío la más dulce despedida”.

Nigel deja un gran recuerdo en los corazones de sus fanáticos, por ser el perrito dulce y carismático de la televisión. Comparte esta noticia y envíale tu solidaridad a su afligido dueño ¡Vuela alto campeón!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!