Descubre al fin toda la hierba gatera que mamá le estaba escondiendo y acaba “colocada”

Tener mascotas en casa no es una tarea fácil, es muy cierto que ellas llenan de alegría cada día, pero también implican una gran responsabilidad.

Anna Yvette Hoffman y su familia tienen ocho gatos, dos amigos peludos caninos, dos cerdos barrigudos y un pájaro, esa familia siempre está buscando la mejor manera de hacer que la convivencia sea más amigable con los animales.

Anna decidió que sería divertido intentar cultivar su propia hierba para sus gatos y estaba esperando con ansias que lo que había sembrado pronto floreciera.

“Nunca lo había hecho antes, así que tuve especial cuidado en seguir las instrucciones que encontré en línea”, dijo Anna.

Anna cultiva la mayoría de sus plantas en cajas a lo largo de su cerca para mantenerlas a salvo de todas sus mascotas y evitar que se las coman, ya que a todos los animales les encanta jugar al aire libre.

Maggie es una adorable gatita, es la mascota de Anna que más le encanta aprovechar el verano tras explorar al aire libre con sus mejores amigos, Albert y Charlotte, los cerdos.

“Ella pasa su tiempo acostada con Charlotte y Albert mientras pastan. En los días realmente calurosos Maggie elige un lugar con sombra sin perder de vista a sus amigos”, agregó Anna.

Un día, Maggie estaba caminando por el exterior cuando descubrió la planta de hierba gatera de su madre y de inmediato se sumergió en ella.

Los gatos se sienten atraídos por la hierba gatera, se restriegan y la muerden. Produce un efecto psicotrópico sobre ellos. Los felinos se comportan como si hubieran consumido un alucinógeno, entran en estado de éxtasis y algunos incluso pierden el conocimiento.

“Estaba en la cocina lavando platos y cuando miré por la ventana vi a Maggie en el envase de la hierba gatera”, dijo Anna.

Su madre humana no pudo contener la risa y en segundos se estaba riendo frenéticamente.

“Maggie realmente estaba viviendo su mejor momento. No me molestó de ninguna manera, simplemente me sorprendió y me causó gracia al mismo tiempo”, agregó Anna.

Anna hizo todo lo posible por convencer a Maggie de que saliera de la planta antes de que todo estuviera completamente aplastado, pero ya era demasiado tarde.

Maggie simplemente estaba reclamando la planta de hierba gatera como suya y eso era todo.

“Maggie salió rodando del pote y cayó al suelo, después procedió a rodar por su paraíso cubierto de hierba”, reveló Anna.

Ahora, cada vez que Maggie sale se asegura de pasar mucho tiempo dando vueltas en su propio espacio de hierba.

“Simplemente la dejo hacer lo suyo mientras las plantas tratan de crecer con la alegría de Maggie”, dijo Anna.

Desafortunadamente, Anna no podrá compartir la hierba con el resto de sus gatos porque Maggie se apoderó de ella.

La planta ha hecho tan feliz a Maggie, que eso es lo que realmente le importa a su madre humana. Comparte la divertida historia de esta adorable gatita quien encontró donde entretenerse durante el día.