Descubren a una gatita escapándose de su hogar a su lugar favorito donde es tratada como reina

El confinamiento impuesto por la pandemia ha afectado no solo a los seres humanos, sino también a los animales, y esta adorable gatita es uno de esos animales que han sentido la presión del encierro, pero a diferencia de otros ella buscó una solución a su aburrimiento.

Ching es una adorable gata mayor que sabe que es amada por sus padres y que goza de toda la atención de ellos, y aunque siempre están dispuestos a consentirla ella encontró cómo escaparse del confinamiento. 

Esta pequeña felina sabiendo que tiene ya una familia amorosa decidió hacer de la casa de una vecina su segundo hogar.

Ching visita la casa de su vecina Peklivanas todas las mañanas, y afortunadamente ella está feliz por su compañía. 

«Aunque ella siempre venía nunca se quedaba. Pero desde que entramos en el encierro por el coronavirus en España, ella comenzó a venir todos los días llorando en la puerta». dijo Peklivanas.

Ching es amada y malcriada en su casa, donde comparte con otros cinco gatos. Pero con tantos hermanos y hermanas las cosas se volvieron un poco apretadas para Ching cuando impusieron el confinamiento por la pandemia.

Ahora, cada mañana muy temprano, Ching se va a la casa de Peklivanas y maúlla en la puerta del porche hasta que la dejan entrar.

Realmente es un poco atrevida, ella se queda hasta que sus dueños van a recogerla por la noche, pero Ching regresa cuando quiere.

“Le encanta tanto estar aquí que se escapará de sus padres. A la dueña le parece divertido que venga a buscar paz escapando de los otros gatos. ¡Ella es una gata mayor después de todo!», dijo Peklivanas.

En la casa de su vecina, Ching recibe el mismo trato que se le da a una reina.

La cepillan, cuidan y alimentan con golosinas especiales. Además, hay mucho espacio para tomar el sol sin que nadie la moleste.

Cuando se levantaron las restricciones del confinamiento y a Peklivanas le tocó regresar al trabajo, Ching no quedó muy contenta y para evitar que su vecina preferida se fuera, la sigue hasta el vehículo y no duda en subirse tan pronto como abre la puerta.

«Tiene una gran y amorosa personalidad. Ningún gato ha capturado mi corazón de la forma en que ella lo ha hecho. Su amistad es tan pura», agregó Peklivanas.

Y cuando Peklivanas regresa del trabajo esta adorable gata no puede contener su felicidad al verla.

«Ella siempre nos recibe en la puerta cuando regresamos a casa. No vive oficialmente aquí, pero cree que sí», dijo Peklivanas.

Ching ha hecho que el encierro sea mucho más agradable para Peklivanas, y sin lugar a duda, Peklivanas también lo ha hecho para Ching.

Comparte la divertida ocurrencia de Ching, una adorable gata que supo muy bien cómo encontrar paz en medio de la pandemia.