Desde que esta gata embarazada fue rescatada no deja de agradecer por la ayuda que recibió

Si hay algo realmente emotivo es ver a un animalito rescatado feliz por la nueva oportunidad de vida que le han brindado.

Enlaces patrocinados

Pandora es una de esas gatitas que desde que llegó a su hogar de acogida no puede dejar de acariciar con sus patitas a su nueva familia para demostrar lo feliz y agradecida que está.

La gata fue llevada a un hogar de acogida en Melbourne, Australia.

Cuando fue rescatada la hermosa gata estaba embarazada, por lo que tenía muchos más motivos para agradecer.

Había encontrado un techo donde vivir, donde no le faltaba comida y atención. Pero lo mejor de todo, es que sus crías tendrían una mejor calidad de vida.

Los infortunios que vivió en la calle son cosa del pasado.

Enlaces patrocinados

Entre tiernas caricias y dulces ronroneos Pandora agradecía y conquistaba aún más el corazón de sus cuidadores, Amber, quien es voluntaria adoptiva de Hear No Evil, y se responsabilizó por cuidado de la futura madre, comentó al respecto:

“Ella es un amor total, súper cariñosa y tiene marcas absolutamente hermosas”.

Tan solo días después de su rescate Pandora había dado a luz a una hermosa camada de cuatro gatitos.

Aunque los rescatistas pensaban que faltaban algunas semanas para que esto sucediera, al parecer Pandora solo estaba esperando estar en el lugar correcto con las personas correctas.

Cuando Amber entró al cuarto se sorprendió al ver a Pandora con los gatitos.

Enlaces patrocinados

Pandora se convirtió en madre por primera vez y aunque no tenía nada de experiencia sobre la maternidad hacia todo lo posible para cuidar y alimentar a sus crías.

Amber intervino de inmediato para ayudar a la valiente madre, limpió a los gatitos y los puso junto a la madre para que se alimentaran. Al respecto dijo:

“La dulce Pandora no tiene idea cuando se trata de maternidad, pero es un amor total, en ocasiones está mucho más interesada en acariciar y ronronear, que en prestar atención a las pequeñas criaturas que se han aferrado a ella y no la sueltan”.

Desafortunadamente, a pesar de todos los esfuerzos que hizo Pandora una de las crías no logró sobrevivir.

Enlaces patrocinados

Aún quedaban tres gatitos que cuidar y sacar adelante, Pandora sin duda, continuó con su trabajo y logró que las crías crecieran sanas y fuertes.

Los gatitos fueron llamados Butters, Beans y Banana.

Los gatitos parecían reconocer en su madre la clave para sobrevivir por lo que pasaban la mayor parte del tiempo aferrada a ella.

Gracias a la dedicación de Pandora y al increíble trabajo de su familia de acogida los gatitos lograron superar la etapa más difícil, a los pocos días de su nacimiento abrieron sus tiernos ojos y demostraron gran interés por dejar el nido y comenzar a explorar la casa.

Enlaces patrocinados

Pandora demostró su instinto maternal y siempre estaba alerta para cuidarlos.

Ya han pasado algunas semanas y Pandora aún sigue agitando sus patitas ansiosa por acariciar a Amber cada vez que entra a la habitación.

Afortunadamente, ya no tendrá nada de qué preocuparse y podrá seguir acariciando con sus tiernas patitas a quien le ha dado tanto.

Una historia con un hermoso final feliz.

Enlaces patrocinados

Dentro de poco sus pequeñas crías comenzarán a comer alimentos sólidos, cada día se vuelven más curiosos y traviesos. Una vez que sean destetados estarán listos para la adopción.

Tanto la madre como sus crías desean encontrar un hogar amoroso donde sigan siendo el centro de atención. Deseamos logren conquistar el corazón de futuros adoptantes.

Transformar la vida de un animalito rescatado es posible. Adopta y haz la diferencia. ¡Comparte!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!