Desesperada zorrita ártica camina a toda velocidad 3.500 km durante 76 días en busca de comida

Los efectos del cambio climático han afectado profundamente la vida de muchos animales. Un impactante ejemplo de esto es la enorme trayectoria que tuvo que recorrer una zorrita ártica desde una isla del norte de Europa hasta llegar a territorio canadiense.

En total la zorrita ártica recorrió poco más de 3.500 kilómetros.

En más de una ocasión, los científicos han logrado rastrear este tipo de movimientos en los zorros árticos; especialmente en el invierno cuando necesitan trasladarse en un desesperado intento de conseguir alimento. Sin embargo, este caso fue a una velocidad tal que ha dejado a todos boquiabiertos.

“En verano hay suficiente comida pero en invierno las cosas se vuelven más difíciles. El zorro ártico se ve en la necesidad de migrar a otras zonas geográficas”.

Los científicos del Instituto Polar de Noruega liberaron a esta pequeña en su hábitat natural en marzo del 2018. Le pusieron un rastreador de GPS y fue así como lograron recibir información sobre la gran travesía en la que se había embarcado.

En promedio la zorrita ártica recorrió 46 km al día, pero en ocasiones tenía días de hasta 155 km.

Durante un tiempo, su comportamiento parecía completamente normal pero de pronto comenzó a moverse con una velocidad que jamás se había conocido en los de su especie. El motivo es claro: necesitaba trasladarse para poder encontrar una fuente de alimento.

“No lo podíamos creer. Pensamos que había perdido la vida o que algún barco la estaba trasladando, pero no hay botes en esa zona. Era impresionante”.

La astuta zorrita ártica comenzó en las islas noruegas de Svalbard y tan sólo 21 días después ya se encontraba llegando a Groenlandia, pero parecía dispuesta a seguir durante mucho más y en efecto, continuó su recorrido hasta llegar a Canadá.

“Fue mucho más lejos que ningún otro zorro ártico. Esto demuestra que esta pequeña tiene una capacidad excepcional”.

Todo apunta a que en esta nueva zona, esta peculiar viajera tendría que cambiar sus hábitos alimenticios para lograr seguir con vida. Por desgracia, ya no podremos saber más sobre el destino de esta zorrita ártica porque el GPS dejó de funcionar.

Ha recorrido un largo trayecto y es una gran luchadora, esperamos que logre sobrevivir en medio de una situación tan dura.

Comparte esta nota para dar a conocer lo lejos que ha llegado esta zorrita ártica . Es hora de unirnos a la lucha por el cambio climático para ayudar a los animales.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!