Desnutrida y desamparada suplica ayuda mientras intenta alimentar a sus 6 cachorritos

Ver a un animal sufrir, es una de las peores cosas que podemos vivir. Cuando escuchamos historias tristes que nos conmueven hasta los huesos, se nos hace difícil sacarlas de la memoria. Por eso, nos hace felices cuando observamos a amantes de los animales que han sufrido malos tratos, ayudarlos desinteresadamente.

Y esta es, efectivamente, la historia de la pequeña de Hope y sus hijos, quienes fueron dejados a su suerte, mucho antes de que la perrita entrara en trabajo de parto. Este hecho dejó muy en claro que, el pobre animalito debió pasar por un largo período de sufrimiento.

Y, fue cuando una activista en favor de los derechos de los animales se acercó al terreno donde yacía la peludita, que descubrió la terrible verdad. La mujer aseguró que Hope se encontraba amamantando a seis pequeños cachorritos, abrazados a ella. Dijo que, como activista, nunca vio algo que le partiera el alma de esa forma.

“Fui a alimentar a todos los perros hasta que me di cuenta de que Hope, una hembra que no tenía ni la mitad del tamaño de su raza, que apenas podía caminar, se acercó a mí con sus ojos brillantes”, dijo la rescatista.

Sin dudar ni un segundo, la tomó delicadamente en sus brazos. Fue cuando se percató de que no había 6 cachorros, sino 10, de los cuales 4 no soportaron la crueldad a la que habían sido sometidos junto a su madre y hermanos, y perdieron la vida.

Algunas de las muertes de estos inocentes perritos se produjeron por mordidas de serpientes, otras, por efecto de las inclemencias del clima, pero lo realmente lamentable fueron esos 4 que sucumbieron injustamente, sin tener culpa de nada.

Hope se encontraba en un estado muy desafortunado. Su peso no equivalía ni siquiera a la mitad de lo que debería pesar un animal de su tamaño, raza y edad. Sin embargo, aun así, debió alimentar a 8 cachorros, en un intento por mantenerlos con vida a todos.

La mujer sabía que tenía que lograr a toda costa que los animalitos pudieran ser adoptados y recibieran los cuidados necesarios para progresar y recuperarse. Entonces, comenzó a darlos a algunas familias que accedieron a responsabilizarse por sus vidas.

Teddy, como fue bautizado uno de los bebés, ahora vive como un rey. La activista asegura que nunca dejará de quererlo y de ser su madrina, y se siente muy agradecida por la colaboración prestada.

Caramelo y Tobby, se fueron también a sus nuevas casas, mientras, Lola, Coco y Max todavía esperaban por sus familias adoptivas. Sin embargo, Max contrajo una infección gastrointestinal y agonizó hasta que lamentablemente falleció.

“Por suerte, Coco ya se encuentra en compañía de una nueva familia, quedaba aún Lola rezagada, pero los esfuerzos continuaron”, dijo la activista.

Para alegría de todos, Hope ya ha sido esterilizada y todos los bebés encontraron un hermoso hogar.

Y aunque, tardaron en llegar por Lola, finalmente, se fue al extranjero, después de 7 meses de espera. Desde entonces, disfruta de su nueva vida con su hermano Alex.

A pesar de todas sus dificultades, Hope es una chica vivaz, llena de amor y amistad para dar. Nunca más tendrá que sentir el dolor de una maternidad de la calle. Comparte este rescate tan emotivo.