Detiene su auto atemorizado para auxiliar a un “leopardo” que yacía herido en la carretera

La poca voluntad de aquellas personas que ven a una criatura lesionada en medio de la vía y no hacen nada para ayudarla siempre será algo lamentable. Por esa razón, es necesario reconocer los buenos actos aunque estos hayan terminado en una mala jugada del destino.

Tal como le ha sucedido a Ben Lilly, un padre de 40 años que detuvo su auto en la carretera cuando vio lo que él pensó que era un leopardo.

El hombre conducía durante la mañana del sábado 26 de enero, cerca del puente de Hebden en West Yorkshire cuando se percató de que al otro lado de la vía había un “animal lesionado”. Aunque algo atemorizado, pues por la pinta parecía ser un leopardo, Ben no dudó en estacionarse para socorrerlo.

El padre de dos miró por la ventana antes de bajar para ver si la criatura peligrosa se movía.

Ben, de Halifax, West Yorkshire, pensó que el asunto era inusual pero ya había oído reportes sobre la presencia de ejemplares de esta especie en la zona, así que sin duda era un leopardo, una criatura peligrosa pero que necesitaba su ayuda.

“Pensé ‘wow’. había escuchado sobre los avistamientos de grandes felinos alrededor del área de Halifax, ha habido informes antes. Yo vi la piel, le vi la cola mordida, parecía totalmente real».

Con el corazón acelerado, el hombre de 40 años decidió descender de su vehículo y sólo rogaba porque el felino no lo atacara, pero una vez más cerca del “animal” y ya al borde del infarto no pudo evitar explotar de la risa al percatarse de su gran error: el leopardo era en realidad el mono de piel de algún descuidado.

Ben sólo sacó su teléfono móvil y fotografió a su error para contarle la historia a su novia, pues literalmente “había caído por inocente”.

Por fortuna, su curiosidad no le valió ninguna lesión sino una simple prueba de valentía que según relató terminó en un hilarante momento.

 «Tan pronto como lo miré desde el otro ángulo, me eché a reír. Me estaba riendo de mí mismo. Me eché a reír para aliviar mi propia vergüenza.», dijo.

El hombre no sólo compartió las imágenes con su pareja, sino que las publicó en un grupo con una descripción bastante irónica: “¡Cuidado! ¡Leopardo muerto en el camino a Halifax!… ¡No puedo creer que me haya detenido por esto!”.

La publicación se compartió más de 7.000 veces y aunque muchos rieron de su inocencia, también alabaron su sentido de solidaridad pues a fin de cuentas su intención era rescatar al animal en apuros. Además, supo de otros conductores que también habían pensado lo mismo al toparse con la prenda de ropa en la vía.

Ese es el espíritu de solidaridad que todos debemos tener, aunque el afán de ayudar pueda sorprenderte de la forma más divertida. Comparte esta anécdota que ha dado tanto de qué hablar.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!