Devastado gatito tras la muerte de su dueño halla consuelo aferrándose a su peluche favorito

Todos queremos abrazar a alguien cuando atravesamos por un momento difícil y si de una perdida física se trata pues la necesidad de consuelo es aún mayor. Esto no ocurre solamente a las personas, sino a espíritus tan susceptibles como el de Hoonie, un gato de 16 años que sufre por el fallecimiento de su antiguo dueño.

Hoonie ha decidido aferrarse a este gatito de peluche desde que su padre murió.

Pero este gatito no tiene un peluche cualquiera, sino uno especial que fue entregado por su papá humano hace años y lo ha tenido desde entonces. No obstante, desde que el hombre falleció Hoonie decidió no soltar jamás el emblemático regalo.

El felino pasa sus días en el refugio de Alley Cat Rescue en Brentwood, Maryland, sin soltar su peluche.

El gatito fue a dar al lugar, después de que su papá murió y la hija del hombre se declarara incapaz de atender al animal. La chica es alérgica a los gatos, así que llevó a Hoonie al refugio con la esperanza de que encontrara un lugar mejor donde vivir.

Alley Cat Rescue le dio la bienvenida al gatito y a su peluche con los brazos abiertos.

Como es costumbre, los voluntarios del lugar observaron su comportamiento para hacer una bitácora sobre sus gustos y actitudes, y ayudarlo a encontrar su nueva familia. Mientras llegan los indicados, Hoonie recibe atención especial de un oficinista que intenta facilitar su adaptación.

“Él está en una de las oficinas de mis compañeros de trabajo para ayudarlo a adaptarse a todo. Nuestra sede es libre para los gatos, pero decidimos que sería mejor para Hoonie tener un espacio propio”, dice un portavoz de Alley Cat Rescue.

El nexo que el gatito tiene con el peluche es algo que ha llamado la atención de todo el que lo conoce.

Para todos es evidente que Hoonie siente tranquilidad al lado de su gato de peluche, quizás le recuerde a su dueño o sólo es cuestión de confort. Sin importar la razón, lo que sí queda claro es que quien decida llevarlo a casa obtendrá un dos por uno pues tendrá que llevarse el juguete para que Hoonie esté tranquilo.

La vida en el refugio puede ser muy difícil para las mascotas adultas, por eso los voluntarios están en una carrera por encontrar el hogar perfecto para esta ternura. Hoonie es realmente tranquilo y con su peluche y un poco de amor y atención se adaptaría con facilidad a cualquier hogar, así que cualquier interesado puede comunicarse con la fundación.

Por favor comparte esta bella historia y ayúdanos a conseguir un hogar para este encantador gaito.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!