Dexter tenía 20 años y por fin fue adoptado por un niño que lo amó hasta su último suspiro

Son muchos los animales que esperan en los refugios la oportunidad de ser adoptados y recibir el amor que tanto han anhelado. Sería maravilloso que todas las familias estén dispuestas a recibir a un nuevo miembro abriéndole las puertas de su hogar y de su corazón a un animal que necesita una vida nueva.

Sin embargo, el incremento de animales abandonados ha hecho que los refugios se llenen cada vez más, y hay muchos a quienes no les gusta la idea de adoptar una mascota; en su lugar, prefieren comprar una de raza y pedigree.

Por lo que muchos animales desamparados no corren con la suerte de ser adoptados y pasan años dentro de los refugios esperando que alguien los mire con ternura y les brinde un nuevo hogar.

Esta es la historia de Dexter, un gato de 20 años que jamás esperó que a su avanzada edad alguien fuera a llevarlo a casa. Los gatos no suelen vivir más de 20 años, por lo que la mayoría elegiría un gato joven para poder disfrutar muchos años de su compañía.

Pero ese no fue el caso de esta familia, que desde que llegó al refugio miraron a Dexter con mucho agrado, y la simpatía entre ambos surgió desde el primer momento.

Se les advirtió que consideraran esa decisión, tomando en cuenta la edad del gato, pero ellos se enamoraron de él y lo hicieron parte de su familia.

Al transcurrir apenas un día, ya Dexter se sentía parte de la casa, se echaba en cualquier lugar que podía y muy rápidamente se hizo amigo de JJ su nuevo hermano humano.

El vínculo que Dexter y JJ formaron era único, tanto que JJ, a pesar de ser aún un niño, decidió hacerse cargo del gato por cuenta propia. El felino pasaba horas acurrucado con su familia, mostrándoles su amor con juegos, caricias y maullidos.

Se veía muy feliz de compartir en su nuevo hogar. ¿Y es que…quién quiere pasar sus últimos años en un refugio de animales?

Podemos ver que Dexter no solo se sentía cómodo en compañía de sus familiares humanos, sino que encontró amor en sus nuevos hermanos caninos, con quienes tuvo que ser un poco estricto, después de todo él era el mayor y no podía permitir desorden.

Sus dueños aseguraron que tenía un maullido un poco gruñón, pero también era muy mimado, él no estaba dispuesto a dejar a nadie tranquilo hasta conseguir lo que quería. Lamentablemente dos años después de compartir tanto amor con su familia Dexter falleció.

Relayhero

Ellos nos demuestran que darle la oportunidad a una mascota puede llenarnos de felicidad infinita, así como Dexter lo hizo con su familia, y aún hay un montón de animales esperando ser adoptados, tú puedes ser quien les de amor y un nuevo hogar.

Comparte con todos tus amigos la historia de Dexter y recordemos lo maravilloso que es adoptar.

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!