Difunde el video de la ardilla en su porche en una escena que parecía película de terror

En ocasiones la vida nos deja frente a situaciones un poco graciosas y a su vez algo intimidantes ¿Quién no ha quedado paralizado frente al peligro o peor aún frente a una absurda escena de terror? Tal como ocurre en muchas películas, una mujer en Toronto (Canadá), fue sorprendida en su casa por un intruso amenazante.

Enlaces patrocinados

Andrea Diamond no sabía si reír o llamar a emergencias, cuando vio que una escurridiza ardilla bandeaba un cuchillo desde su patio trasero como amenazándola. Era evidente que la criatura no quería hacerle daño pero no por eso la mujer dejó de sorprenderse con tan curiosa escena.

Imágenes como esta son muy extrañas.

En lugar de sostener alguna bellota, el animalito tenía entre su boquita y manos una pequeña arma. Andrea sabía que no se trataba de ningún bandido pero la ardilla habría tomado el cortador de alguien y estaba jugando con él.

“Tenemos muchas ardillas en nuestro patio trasero. Noté que tenía algo azul en la boca y lo miré dos veces y luego me di cuenta de que era un cuchillo. Empecé a filmar», dijo Diamond.

Después de reaccionar a la extraña escena, Andrea sintió temor por la propia criatura pues inexperta podría lastimarse con el objeto cortopunzante.

En pocos segundos su inquietud fue mitigada, el animalito parecía todo un experto y no se lastimó con la hoja del utensilio. 

Resultó ser más diestra con el cuchillo que muchos humanos.

Enlaces patrocinados

Aunque no está segura, después de ver la grabación, Andrea deduce que esta pequeña sólo utilizó el objeto para afilarse los dientes. Las ardillas suelen limárselos porque les crecen muy rápido.

«Ella simplemente lo estaba mordiendo, feliz. Después lo dejó caer. Y pensé: ‘Eso fue todo’. Pero de inmediato regresó para seguir mordiéndolo. Tal vez se estaba afilando los dientes, no lo había visto antes pero creo que sí», comento la canadiense.

Tras el inusual evento, Diamond decidió colgar el videoclip en Twitter y añadió que el animalito también se había llevado un desinfectante de manos.

“Se lo han comido y tal vez se lo ha llevado. ¿También están tratando de ser COVID concienzudos, supongo?», escribió Andrea con ironía.

Una vez hecha la publicación, los amantes de los animales comenzaron a compartir y comentar con el mismo humor que la compartió Diamond. 

Enlaces patrocinados

“La naturaleza se cura con el confinamiento. Ahora quiere venganza», escribió un usuario.


Los animales son seres maravillosos y a su vez impredecibles y al menos en este caso nadie salió lastimado. Esta escena es el resultado de la cohabitación entre la vida humana y la silvestre, ojala todos reaccionen como Andrea que sólo lo vio divertido y no intentó ahuyentar a la ardilla.

Nunca sabemos qué podemos encontrar en el mundo animal, no te vayas sin compartir en tus redes la divertida historia de esta ardilla.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!