Dos pitbulls de un refugio se abrazan para consolarse mientras ruegan que alguien los adopte

La escena de dos pitbulls de un refugio aferrándose el uno al otro, a la espera de un hogar para siempre, no puede dejar indiferente a nadie.

Bien dice que el amor de tu vida puede llegar en el momento menos esperado y muchas veces en el lugar menos indicado. Solo basta conocer la historia de estos hermosos perritos que a pesar de las circunstancias encontraron en un refugio el más grande y puro sentimiento.

Un amor que nació tras las rejas de un refugio.

refugio

Agatha y Kukebox son dos pitbulls que se conocieron en Pima Animal Care Center en Tucson, Arizona, lugar donde viven actualmente. Los dos perritos llegaron al refugio en tiempos y momentos distintos pero cuando se vieron hubo una conexión especial entre ambos que irradiaba el más bello sentimiento.

Pima Animal Care Center recibe recibe 17,000 animales al año y más de 400 perros.

Kristen Hassen-Auerbach, directora de servicios para animales, comenta que cuando un par de perritos tiene lazos tan fuerte al llegar a un refugio es porque por lo general han pasado casi toda su vida juntos. Pero no fue el caso de Agatha y Kukebox.

«Estos dos no se conocían. Se reunieron en un grupo de juego un día y, desde el momento en que se miraron, se hicieron inseparables”.

Algo muy fuerte pasó entre ambos que les llevó a entender que les unía el mismo dolor

Cuando cada perrito llega al refugio pasa por un largo proceso de adaptación, afortunadamente Agatha y Kukebox encontraron en la amistad el mejor puente para calmar la ansiedad y depresión.

Para la mayoría de los perritos estar en un refugio es aceptar una vida de confinamiento, siendo un proceso muy estresante para un gran número de peluditos.

Sin embargo, Agatha y Kukebox se sienten muy cómodos cuando están uno cerca del otro haciendo más llevadera su estadía en el refugio.

Este par siempre está haciendo muchas cosas lindas para cautivar a los posibles adoptantes que llegan al refugio.

El amor de estos dos perritos es tan grande que ahora comparten el mismo metro cuadrado, lo que le permite pasar casi todo el tiempo juntos. Para ellos el espacio personal no es relevante, prefieren acurrucarse en la misma cama cuando llega el momento de dormir. La foto de estos perritos se volvió viral después de que un oficial del refugio capturara tan mágico momento.

Nikki Reck es oficial de información pública del Pima Animal Care Centery, quien compartió la foto.

El personal del refugio tiene la esperanza que con la ayuda de las redes sociales ambos perritos puedan encontrar un hogar. Por lo general el refugio no pone a dos perritos en adopción para la misma casa porque puede ser mucho más difícil o lleva más tiempo. Pero esta vez esperan que ambos perritos puedan ser llevados a un mismo hogar y sigan trasmitiendo el mismo amor.

Dos perros grandes y enérgicos que desean un amor incondicional.

Lo que el personal del refugio más desea es encontrarles un hogar que los quiera tanto como ellos. Agatha y Kukebox están destinados a compartir el presente y el futuro tan incierto que les espera. Estamos seguros que pronto encontrarán un hogar que les de toda la atención y los traten como un miembro más de la familia.

Es realmente lamentable que estas almas tan dulces y nobles tengan que ver pasar los días en la frialdad y soledad de su celda. Es reconfortante saber que se tienen el uno al otro, pero de verdad que su historia merece tener otro final.

Todos quisiéramos que esta hermosa pareja pronto encuentre más que una casa, un hogar donde pasar sus días. ¡Que esas caritas toquen algún corazón!

Más noticias sobre: