Dueños que dejen a sus perros bajo el sol, sin agua ni comida recibirán todo el peso de la ley

Con la llegada del verano, las elevadas temperaturas pueden traer consecuencias negativas para la salud. Es una advertencia que constantemente la escuchamos en los medios de comunicación, pero tristemente los dueños de mascotas no siempre las consideran ni toman todas las precauciones para que sus animales estén libres de todo peligro.

Dado que ha habido miles de casos en los que humanos irresponsables dejan a su suerte a sus mascotas bajo el calor y sin alimento, causando incluso que pierdan la vida, ahora una nueva ley actuará con todo su peso para que los culpables de cometer tratos injustos en contra de los animales paguen por su maldad.

Es por eso que ahora, dejar a tu mascota en el sol, sin agua y sin comida o en espacios reducidos, también será considerado trato injusto a los animales. Aunque quisiéramos que el castigo fuera más severo todavía, el que la ley lo reconozca como trato negligente ya es un paso.

Los dueños que dejen a sus mascotas bajo el sol y sin comida ni agua deberán pagar una multa de 2.000 pesos mexicanos (casi 100 euros), lo que equivale a 20 salarios mínimos.

Y aunque por ahora sólo aplicará en el estado de Chihuahua, se buscará expandirla a todo el país de México. 

«Estamos atendiendo denuncias para evitar estas prácticas de los ciudadanos», informó el titular de Ecología, Juan Carlos Torrecillas López.

Esta nueva ley busca despertar la conciencia de todos los dueños que por las prisas y el trabajo, no se toman el tiempo de prever todo lo necesario para que la vida de su mascota no se ponga en peligro. A fin de cuentas, hay que pensar que son como niños, y a un hijo jamás los dejaríamos sin alimento o a la intemperie en climas inhóspitos.

Pero definitivamente este no es el peor de los malos tratos que un perrito puede recibir, lamentablemente existen otras vulneraciones de sus derechos más graves aún, que muchas veces terminan impunes.

La irresponsabilidad en el cuidado de las mascotas incluye también no atenderlos, no vacunarlos o no llevarlos al veterinario cuando lo necesiten. Así como no preocuparse de su aseo y de que la zona donde permanece habitualmente esté libre de excrementos y sea adecuada para su sana convivencia.

Por eso, las autoridades instan a los dueños a que si no van a tener el tiempo y la dedicación, pero sobre todo el amor que un animalito requiere en el hogar, mejor no lo tengan, nadie les obliga a ello.

Es preciso que no sean recibidos como un regalo o un objeto, que cuando ya no sirva se los pueda desechar o tirar, o peor que eso, mantenerlo como cosa sin ningún cuidado.

Es necesario mantenerse atentos a cierta señales para verificar que las mascotas no sufren un golpe de calor, como puede ser si tienen dificultades en para subir las escaleras, están cabizbajos, o incluso muestran necesidad excesiva de afecto.

No te vayas sin compartir esta valiosa información y esperemos que esta ley sea replicada en el mundo entero.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!