Dulce anciana camina kilómetros al veterinario con su perro arropado sobre la espalda

Aquellos que disfrutan de la dicha de tener a una mascota en sus vidas saben que estos amigos siempre están dispuestos a hacer todo por nosotros. Especialmente si hablamos de un perrito, los seres más leales y amorosos del mundo pero ¿qué tanto estamos dispuestos a hacer nosotros por ellos?

Seguro cada persona tendrá la forma de expresar su amor a su amigo peludo pero la manera en que una anciana del Perú decidió demostrarlo nos ha enternecidos a todos.

La mujer decidió llevar a su amigo Lucas a su consulta con el veterinario a como dé lugar y por eso encontró una ingeniosa pero tierna forma de llevarlo. A pesar de sus años, la abuela tomó una manta tejida y arropó a Lucas, a quien cargó kilómetros sobre su espalda para llevarlo a su consulta.

Posiblemente, para la dama este animalito es como su bebé pues lo envolvió de tal manera en la manta de lana que el pequeño quedó completamente protegido del frío.

Con este hermoso gesto, la mujer demostró que ama a su amigo hasta la locura y es capaz de hacer todo por él.

La noticia fue dada a conocer a través de la página de Facebook del centro clínico veterinario Doctor’s Pets, ubicada en Cusco. 

«Cuando uno está comprometido con la salud de su engreído, no existen excusas para posponer la fecha de cita… Hoy nos visitó Lucas con su mamá humana”, escribieron en la publicación.

Una conmovedora imagen de la anciana local doblada con su saquito de perro a cuestas y los negros ojitos de Lucas fueron suficientes para enamorar a los cibernáutas que quedaron admirados por el gesto.


Lucas es un perro calato, típico de Perú y también conocido como viringo. Una especie que se caracteriza por su particular ausencia de pelaje, sólo unos pocos cabellos a modo de mechones en su cuerpo. En el caso de Lucas vemos que apenas unas hebras amarillas sobresalen en su cabeza, a modo de melena.

En un lugar como Cuzco, ciudad andina y capital del imperio Inca, con temperaturas tan bajas, el clima es un problema para estos animalitos.

Demasiado calor o demasiado frío puede lastimar su piel, por eso esta mujer se aseguró de que a su pequeño no le pasara absolutamente nada. Un gesto realmente hermoso y considerado que nos demuestra que no hay edad ni excusa para no darlo todo por ellos.

Comparte esta emotiva nota y hagamos posible que el ejemplo de esta mujer se multiplique e inspire a otros ¡Bravo, hermosa señora! 

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!