El amor de su perrito demostró ser mucho más efectivo que incontables medicinas y tratamientos

Cuando Flavior Santos fue diagnosticado con un agresivo tumor, los médicos no le dieron demasiadas esperanzas. Se trata de un cáncer que ya había hecho metástasis. Sin embargo, decidió comenzar el tratamiento lo más pronto posible en el Centro Médico Memorial São José.

Desde entonces comenzaron largas semanas de quimioterapias y días en los que prácticamente no lograba ver nada más que las paredes del hospital.

Flavior vive en la ciudad de Recife al noreste de Brasil.

Con los ánimos tan decaídos, Flavior no deseaba nada más que lograr ver a su mascota. Agadir y él han compartido muchos años juntos y tienen una conexión muy especial.

Siempre han estado allí en las buenas y en las malas, así que pasar tantos días sin el hermoso peludo sólo lo ayudaba a sentirse cada vez más triste.

El cáncer de Flavior empezó en sus huesos.

La mayoría de las veces no hay nada que hacer en estos casos. Muchos pacientes no logran a ver a sus perritos a lo largo de meses y en los peores casos no pueden despedirse de ellos.

Por suerte, los médicos de Flavior decidieron ayudarlo a reencontrarse con su amigo. Prepararon cuidadosamente la sorpresa y en cuanto vieron la maravillosa reacción de ambos comprendieron que esto era justo lo que Flavior necesitaba.

Flavior y su mascota habían vivido juntos durante ocho años.

Agadir no podía parar de mover su colita y saltó lleno de alegría a los brazos de Flavior. Nunca habían pasado tanto tiempo separados y estaban dispuestos a aprovechar al máximo este reencuentro.

El estado de salud de Flavior era tan delicado que acude allí en una silla de ruedas especial; pero esto no lo detiene para abrazar y besar a su querido perrito. La expresión de Agadir, por su parte, demuestra lo feliz que se encuentra.

Las fotos del encuentro fueron difundidas por el hospital.

Fue un momento inolvidable y conmovedor, pero las mejores noticias llegarían un par de días después. Gracias a esta maravillosa sorpresa, el estado de salud de Flavior comenzó a mejorar drásticamente. Lo que incontables medicinas parecían no haber logrado en los últimos días; lo logró la visita de un perrito.

El mismo día de la visita de su mascota Flavior recuperó el apetito.

El Dr. Rodrigo Tancredi es uno de los encargados del caso de Flavior y señaló que las mascotas ya han generado efectos maravillosos en la salud de muchos pacientes. Flavior ha mejorado su presión cardíaca y toda su salud en general.

Flavior ha mejorado tanto su salud que están considerando darlo de alta en el hospital.

No hay duda de la conexión tan especial que tenemos con nuestros perritos es realmente poderosa incluso en situaciones tan duras como las de Flavior.

¿Qué opinas de estos increíbles resultados? Comparte esta nota para resaltar los beneficios de tener un hermoso perrito en nuestras vidas.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!