El cadáver de una ballena jorobada en la selva amazónica crea incertidumbre a los científicos

Es bien sabido que la selva amazónica es considerada el pulmón de nuestro planeta, se trata de la mayor selva del mundo con una gran importancia ecológica.

Este gran territorio constituye la décima parte de todos los bosques del mundo, siendo el hogar de cientos de especies de animales y plantas, esto incluye 2.5 millones de insectos, 1.300 tipos de aves, cientos de mamíferos y 40.000 especies de plantas.

La joroba de aleta dorsal la hace una de las ballenas más reconocibles.

Sin embargo, nunca antes se había presenciado el cadáver de una ballena jorobada en estas tierras o cerca, algo que sin duda dejó en desconcierto a los científicos. El hecho ocurrió al norte de Brasil, a unos 15,24 metros de la orilla del río en la isla de Marajó.

Si bien hay muchas hipótesis sobre lo sucedido, la que más peso tiene es que fue arrastrada por la marea hacia la desembocadura del río quedando en tierra firme cuando las aguas retrocedieron.

El cuerpo de la ballena jorobada mide un poco más de 7 metros.

Según IFL Science, la isla de Marajó está hecha de sedimentos depositados por las corrientes de los ríos, dando como resultado tierras constantemente pantanosas.

Esto hace que acceder al lugar sea más complicado, lo cual limita la investigación, hasta los momentos el equipo de científicos brasileños no ha logrado determinar la causa de muerte de la ballena jorobada.

Su cola puede medir hasta 4 metros.

Destacan que la condición pantanosa es por el exceso de agua retenido en las raíces de los manglares, posiblemente, las mismas condiciones que hicieron que el cuerpo de la ballena llegara a la selva.

Las que viven en regiones frías pueden pesar 50 toneladas, mientras que las de zonas tropicales pesan alrededor de 30 toneladas.

En la Amazonía la estación de lluvia se extiende de diciembre a abril, dejando constantes inundaciones.

Rainforest Cruises informa que la torrencial lluvia de las tierras altas desciende hacia los afluentes del río Amazona, dejando como resultado que los niveles de agua aumenten hasta 7 metros.

El peso del corazón de una ballena jorobada es cerca de 160 kilos.

La condición climática de la selva amazónica dificultad llevar una investigación totalmente presencial en el lugar donde yace el cadáver.

El hallazgo de tan majestuoso mamífero no deja de sorprender a los científicos, y desde luego, a toda la población rural que nunca antes había contemplado tan extraña y exótica criatura.

Los científicos siguen investigando el motivo de la muerte.

Deseamos que pronto los científicos puedan encontrar respuestas viables que determinen el motivo de la muerte de la ballena jorobada, ya que estos grandes animales contribuyen a mejorar la estabilidad y salud de los océanos.

No dejes de compartir esta noticia en tus redes para que todos conozcan el increíble hallazgo que tiene a los científicos desconcertados.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!