El consumo de koalas y otros animales que se vendían como alimento causó el coronavirus mortal

Un nuevo virus está causando pánico y preocupación en todo el mundo a causa de su rápida propagación y mortalidad.

Se trata del coronavirus y, tras las diversas investigaciones, se ha identificado su origen en el mercado de mariscos y carnes Huanan, ubicado en Wuhan, lugar en el que se vendían distintos tipos de animales para el consumo humano de manera clandestina, incluyendo decenas de koalas.

Hasta el momento se han registrado 41 fallecimientos y hay cientos de personas contagiadas. El virus continúa expandiéndose, pero los científicos creen que todo surgió en el mercado de Huanan, en donde uno de los muchos animales silvestres que se vendían, entre ellos zorros vivos, cachorros de lobo, salamandras, cocodrilos, mapaches, pavos reales, serpientes y koalas, contrajo el virus y después pasó a los humanos.

“El coronavirus se originó en un mercado que realizó transacciones ilegales de animales salvajes. La enfermedad podría ser procedente de un animal y después pasar de este animal a un humano. El virus se está adaptando y mutando”, dijo Gao Fu, director del centro chino para el control y prevención de enfermedades.

Desde el pasado primero de enero el mercado ha sido cerrado y denominado por los expertos como “la Zona Cero”. Aunado a ello, han salido a la luz distintas listas de precios que especifican el coste de cada tipo de carne de animal vendido en el sitio.

“Recién sacrificados, congelados y entregados a tu puerta”, se indica en las listas de precios de carne de animales filtradas.

El kilo de carne de koala alcanzaba un coste de 70 Renminbi, es decir, alrededor de 10 dólares y la relación entre el virus mortal y los animales radica en que el coronavirus representa una amplia variedad de virus comunes en animales que, en ciertas circunstancias, pueden pasar a los humanos.

Eran usados como alimentos

“No hay nada que no coman los chinos, basta con ver el menú de carnes que se ofrecían en el mercado, ¡incluso se comen koalas!”, escribió sorprendido un habitante chino en Weibo.

Australia, el país icono del koala, es uno de los más preocupados por el coronavirus, temen registrar varios casos por la gran afluencia de personas asiáticas en su territorio; pondrán especial vigilancia en los vuelos que arriban desde China al aeropuerto internacional de Sydney, donde aterrizan tres vuelos directos por semana desde Wuhan, los lunes, jueves y sábados.

“Tenemos mucho tráfico de China y creo que es muy posible que tengamos algunos casos aquí, pero estoy muy seguro de que estamos bien preparados para responder, dijo el Director Médico Brendan Murphy

Así es el mercado donde mutó el Coronavirus

Por lo pronto, los médicos tratan a los pacientes con coronavirus en el hospital de Wuhan, tratando de extremar medidas para no contraerlo, debido a que el virus se contagia de persona a persona a través del sistema respiratorio.

Causa tristeza el hecho de que los koalas y otros animales sigan siendo utilizados como alimento, tratados y hacinados de la peor forma, sin ningún tipo de consideración. El coronavirus es la consecuencia inminente del mal proceder de los humanos. ¿Hasta cuándo ?

Comparte esta noticia con tus amigos para entre todos alzar la voz en contra de estas costumbres que suponen un grave atentado contra la vida de cientos de animales, cuyo triste destino es un plato de comida. ¡Esto debe detenerse ya!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!