El drama de una pitbull embarazada por un diminuto perrito obligada a no ver nacer a sus bebés

No cabe duda de que el amor es la fuerza que mueve al mundo y que no distingue colores, tamaños o razas. Tal como sucedió entre dos hermosos perritos a simple vista diferentes, Kiara, una perrita pitbull, y Thor, un pinscher miniatura, quienes consumaron su amor con un embarazo que se viralizó en las redes sociales.

Nadie podía creer que un perrito tan pequeño hubiera ocasionado el embarazo de la corpulenta y fuerte Kiara.

La noticia se dio a conocer desde Las Palmas, en Brasil, después de que su humana, Bruna Karolliny Matostenía, una dentista, llevara a la canina de dos años de edad al veterinario con la sospecha de que se encontrara enferma al tener el vientre inflamado.

“Su enfermedad nacerá en unos días, Kiara está embarazada”, dijo el veterinario dejando a la familia consternada.

Solo había un único responsable, considerando que la perrita nunca sale de casa sin compañía y que solo convive con un perrito varón: Thor, el pequeño canino pinscher de tres años de edad.

La familia incluso recurrió a las cámaras de seguridad de su hogar, para confirmar que nadie ajeno entrara o saliera sin que lo supieran.

Estaba claro, Thor sería el feliz padre de al menos 10 cachorritos, algo prácticamente imposible incluso para el veterinario que atendió el inusual caso; quien cree que la concepción pudo darse solo si Kiara se mantuvo en posición boca arriba.

“Hay problemas anatómicos allí, problemas físicos. La hembra es muy grande y el macho es muy pequeño, pero podría suceder con ella acostada”, señaló el veterinario.

Pese a todo, la familia se llenó de alegría por la llegada de los bebés e incluso habían planeado darlos en adopción entre sus familiares. Fue entonces cuando una lamentable tragedia sucedió.

Kiara tenía un tumor en el mesenterio que impedía que el embarazo continuara.

Tras el fatal suceso, la perrita tuvo que someterse a una cirugía el miércoles 22 de julio, después de que un ultrasonido detectara que los cachorros ya no tenían latidos cardíacos. La cirugía terminó alrededor de las 4:30 pm y ella se está recuperando del procedimiento.

Durante el embarazo, el comportamiento agitado de la pitbull causó preocupación entre sus humanos, quienes creían que no se había dado cuenta de que estaba a punto de dar a luz. Al principio, los veterinarios incluso consideraron que podría haber perdido a sus cachorros debido a una caída, pero la posibilidad se descartó después de que se descubrió el tumor.

Kiara tenía un tumor en el mesenterio que terminó con el embarazo

Como es el protocolo en casos como este, Kiara fue sometida también a un proceso de esterilización durante la cirugía, pese a que su familia no tenía planeado llevar a cabo algo semejante aún con el inusual embarazo.

Ha sido una gran pérdida para esta familia, pero afortunadamente Kiara ha recobrado su salud y podrá seguir viviendo su tórrido romance con Thor, sin que nadie se oponga a su relación poco habitual.

Recuerda siempre cuidar de tus animales y no dejemos de celebrar el milagro de la vida que nos regala la Naturaleza. No te vayas sin compartir esta increíble historia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!