El drama del perrito hallado con la peor de las lesiones, sus rescatistas no se dan por vencidos

Realizar obras de misericordia es algo que todos podemos hacer, no se trata de cuánto hagas, sino que aquello que hagas logre transformar la vida de los más vulnerables. Y los perritos callejeros son parte de esos seres que necesitan una mano amiga, un gesto de amor que los ayude a salir adelante y superar tantos infortunios.

Fue rescatado de una transitada calle en Singapur.

Afortunadamente, son muchas las personas que se suman para realizar buenas causas y nos demuestran que los buenos somos más.

Esta vez te contamos la historia de Zeus, un perrito que fue rescatado de las calles al borde de la muerte, delgado y con múltiples lesiones recibió la ayuda que tanto necesitaba. Las escenas de cómo fue encontrado parten el alma a cualquiera. Puedes verlas aquí.

Tenía varias lesiones, pero la que más preocupó fue la de su espalda.

Al trasladarlo al centro clínico veterinario le realizaron una intervención quirúrgica de emergencia, tenía una grave lesión en su espalda que afectaba su columna. Si bien logró sobrevivir a la operación aún se encuentra en recuperación.

La operación duró alrededor de cinco horas.

Su diagnóstico es realmente complejo, pero el equipo médico confía en que este adorable perrito logrará salir victorioso, para ello necesita el apoyo no solo de sus cuidadores sino de todos los amantes de los animales que puedan donar dinero, o incluso llevar a sus perritos para que sean donantes de sangre. Esto es realmente necesario, pues ha perdido mucha sangre y es necesario reponerla.

Zeus tiene huesos fuertes a pesar de su edad, pero aún no se sabe qué tan efectiva fue la operación.

Por ello, sus rescatistas han acudido a Hope Dog Rescue para pedir toda la colaboración posible. A través de cuenta de Facebook han dado conocer todo el procedimiento al que se ha sometido Zeus.

“Se necesita perros donantes de sangre parra Zeus. El recuento de sangre roja Zeus es muy bajo, y requiere una transfusión de sangre, de lo contrario puede ser cuestión de horas que se vaya”.

Afortunadamente, recibieron respuestas satisfactorias y varias personas se presentaron con sus perritos como voluntarios. Sin embargo, aún queda mucho por hacer, después de la cirugía la recuperación ha sido lenta. A través de una publicación comentaron:

“Zeus es un perro mayor que vivió toda su vida en la calles. Ha estado acostado durante dos semanas después de la cirugía, le insertaron drenajes en sus heridas profundas. Zeus ahora es incapaz de ponerse de pie por su cuenta o propiciar su posición vertical, así que decidimos conseguirle una silla de ruedas con la esperanza de que sea más móvil, así podrá estar erguido durante algunas horas al día, mejorar la circulación y también con suerte aliviar su frustración”.

Poco a poco Zeus va mostrando algunos signos de recuperación, ya no necesita oxígeno y está respirando por su cuenta, aún tiene mucho dolor por lo que han incrementado sus medicamentos para intentar aliviar tanto malestar.

A pesar de este pequeño avance sus cuidadores no quieren alimentar una falsa esperanza, saben que su situación es muy delicada y cualquier cosa puede pasar. En una reciente actualización sobre su condición escribieron:

“Las cosas parecen bastante positivas aunque no queremos alimentar nuestras esperanzas. Sus extremidades ya no parecen rígidas y ha comenzado a beber agua por su cuenta.  Zeus tiene 15 años, una edad bastante avanzada para un callejero, ya que generalmente no viven tanto en las calles. Fue rescatado hace unas semanas con una enorme herida en su espalda, tan grande y profunda que el veterinario pudo meter toda su mano.

Se espera que permanezca en el veterinario durante las próximas dos o cuatro semanas, dependiendo de su recuperación. Tenemos una silla de ruedas para perros lista para que la usen, pero el día más feliz para Zeus será cuando pueda caminar por su cuenta otra vez.

Toda su factura veterinaria, desde el día que fue rescatado por primera vez, hasta el día que recibe el alta, se estima que es de unos $20.000. Si usted puede ayudar con la factura del veterinario de Zeus, fomentar o adoptarlo, por favor envíe un correo electrónico a [email protected]”.

El pasado de este perrito no ha sido el mejor, afortunadamente ahora está en las manos correctas. Él sigue luchando por su vida y demostrando que a pesar de su edad aún merece disfrutar de una vida digna llena de amor.

El trabajo que han realizado todos sus rescatistas, cuidadores y veterinarios es increíble y digno de admirar, el amor que le han dado a Zeus no tiene precio, pero una contribución monetaria sin duda, será de gran ayuda para seguir bridándole todo el tratamiento que necesita. Deseamos este valiente perrito logre el final feliz que se merece.

Todos podemos ser parte de esta increíble historia, donando, contactando a sus cuidadores o difundiéndola en tus redes. Ser parte de este milagro de vida es posible. Juntos somos más. ¡Comparte!