Él estaba herido, abandonado y sin esperanzas, pero un ángel llegó justo a tiempo para salvarlo

¿Te imaginas un sitio donde todas las familias pueden ir a tirar a las mascotas que ya no quieran? ¿sin nadie que les diga nada en absoluto por abandonarlos a su suerte?

Existe una zona en Dallas, Texas llamada “Dowdy´s Ferry”, está repleta de perros callejeros, hay quienes también conocen a ese sitio como “El basurero para mascotas no deseadas”.

Leslie Ysuhuaylas hizo una parada en ese sitio y le atrapó una imagen desgarradora. A simple vista sólo notó a un perro metido en una caja con una manta, pero cuando se acercó, descubrió más.

En la mirada del perro estaba reflejada la resignación, él estaba herido y con mucho frío pero algo en él se había rendido y ahora esperaba su muerte dentro de esa caja.

Estaba lesionado y congelado además de tener una hinchazón en la cabeza.

Publiée par Rescue Dogs Rock NYC sur Samedi 7 janvier 2017

“Me di cuenta de que apenas podía mover su cuerpo. Todo lo que hizo fue levantar un poco la cabeza. Había abandonado completamente,” dijo Ysuhuaylas

Ella y algunos voluntarios de la organización The Underdog Project habían estado alimentando a los animales abandonados de esa zona pero eran demasiados. Notaron que el perro, nombrado por ellos Benny, había estado vagando por las calles a lo largo de varias semanas.

Con ayuda de el equipo lograron transportar a Benny hasta el coche para llevarlo de urgencias al veterinario, en ese momento se dieron cuenta de la gravedad de la herida; llegaba hasta el hueso.

Pero ellos no eran los únicos preocupados por Benny, se dieron cuenta que alguien los había estado observando todo el tiempo. Betty, un labrador chocolate no se alejaba de la zona de donde estuviera Benny, ella también quería ser rescatada.

Al igual que muchos de los perros que han sido abandonados ahí, mantienen la esperanza de que regresen por ellos, o de volver a disfrutar del calor de un hogar y alguien que se preocupe por ellos.

Unos cuantos minutos después de llevar a Benny al  veterinario, Betty también estaba siendo rescatada por el mismo equipo.

Una vez que los perros estuvieron a salvo, Ysuhuaylas a solicitado ayuda a la organización: Los perros del rescate de la roca NYC (RDRNYC) quienes se caracterizan por ayudar a los perritos más necesitados. ambos perros fueron rescatados.

 “Nunca dejamos a los perros atrás” dijo Stacey Silverstein, cofundador de RDRNYC,

“Nuestros corazones se parten dos pensando en Benny, día tras día, noche tras noche en el frío, en el dolor de vivir en esa caja”

“Benny necesita todas nuestras oraciones y pensamientos positivos”

Rescue Dog Rock NYC

Actualmente Benny está recuperado y vive en un hogar temporal , es amable y cariñoso con todos. 

“Benny sigue siendo amistoso, amoroso, ama los juguetes, y no le importa ser tocado y limpiado. Es un perro normal”, dijo Ysuhuaylas

“Tenemos la intención de llevar a Benny y Betty hasta Nueva York tan pronto como sean capaces de viajar para que puedan ser adoptadas”, dijo Silverstein.

Benny y Betty necesitan ayuda, puedes realizar donaciones aquí

Debe ser duro ver tus últimos días pasar dentro de una caja, congelado y esperando que la herida que tienes te quite la vida poco a poco. Esto es lo que ha tenido que pasar Benny.

Comparte esta historia y ojalá llegue a oídos de esos perritos que fueron abandonados, para que no pierdan la esperanza, que no se rindan.

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!