El hallazgo de decenas de estas bebés carbonizadas en una playa conmociona a las redes

Rhonda Wundke y su esposo caminaban por la orilla en HighTower Beach Park, en Satellite Beach, Florida, cuando notaron algo extraño en la arena que los hizo detenerse.

Solamente cuando se acercaron pudieron constatar una desgarradora escena y estaban desconsolados. Lo primero que descubrieron fue una pequeña cría de tortuga marina carbonizada, pero eso no era todo.

Apenas pocos metros más allá, había más tortugas muertas… ¡Muchas más!

La pareja no podía entender en qué mente y en qué podredumbre de corazón humano pudiera siquiera caber imaginarse perpetrar semejante acto de crueldad. Era algo absolutamente macabro de ver y totalmente difícil de comprender.

Se trataba de criaturas indefensas, cuya primera experiencia con el mundo fue la muerte más cruel.

Indignada y desconsolada, la mujer decidió hacer una denuncia pública en Twitter y escribió:

“Quiero denunciar un delito. Estas tortugas bebés fueron encontradas en High Tower Beach hoy. ¡Estoy triste y muy enojada!»

«Encontré una tortuga muerta, luego nos topamos con la tumba quemada. Luego había muchas más tortugas muertas quemadas aquí y allá … La madera carbonizada estaba a su alrededor… ¡Bebés quemados por todas partes», continuó.

Rhonda tiene la esperanza de que su publicación llegue a todos los rincones y a las autoridades competentes, para que el responsable de un crimen tan atroz pague por lo que hizo. Por eso etiquetó a la Policía de Melbourne y a la Florida Wildlife Federation (FWF), esperando que se inicie una investigación seria al respecto.

Después de que su tuit se difundió como la pólvora en las redes, causando una ola de ira e indignación, afortunadamente la Comisión de Conservación de Pesca y Vida Silvestre de Florida, está investigando el incidente, y con suerte, atrapará a los monstruos responsables.

Casi todas las especies de tortugas marinas están clasificadas como en peligro y protegidas bajo la Ley Federal de Especies en Peligro de Extinción.  En Florida, la Ley de Protección de Tortugas Marinas protege a las tortugas amenazadas y sus hábitats.

“Los Estatutos de Florida restringen la captura, posesión, disturbios, mutilación, destrucción, venta, transferencia, abuso y acoso de tortugas marinas, nidos o huevos. También se brinda protección al hábitat de las tortugas marinas”.

La temporada de anidación de tortugas marinas en Florida se extiende de marzo a octubre. El 90% de la anidación de tortugas marinas en los Estados Unidos ocurre en Florida, por lo que es importante proteger a las tortugas bebés.

Las autoridades suplican a los turistas y lugareños que atenúen las luces artificiales, y que rellenar agujeros, derribar castillos de arena y llevarse los muebles de la playa, se lo haga al final del día.

Todas estas cosas facilitarán que una tortuga hembra encuentre un lugar seguro para anidar y que las crías lleguen al agua de manera segura una vez que nazcan.

Decían que después del coronavirus, seríamos otros y trataríamos al Planeta de manera diferente. Pero estos sucesos sinceramente nos hacen sentir vergüenza de la humanidad. ¿Hasta cuándo tanta perversidad? ¡Comparte esta noticia!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!