El hombre que no quería mascotas en su casa deja a su novia desconcertada el día de su boda

Es posible que hayas escuchado de alguna persona que no le gustan los animales, pero seamos sinceros, tarde o temprano todos terminan rendidos ante la ternura y fidelidad de los peluditos. Orion Metheny era una de esas personas, que en lo último en que pensaba era en tener una mascota.

Una decisión que cambió para hacer feliz a su esposa.

Metheny es el prometido de Kaylle Schmidt, a diferencia de su compañero ella ama las mascotas.

Desde pequeña creció rodeada de gatitos, por lo que temía mudarse de casa cuando finalmente se casara y dejar atrás a sus amadas y fieles mascotas, sobre todo a Nala, la gata que ha estado con ella durante años.

La pareja estaba emocionada de comenzar una nueva vida al lado de la gatita.

Sin embargo, ella no tenía idea que su prometido tenía el plan perfecto que sería el camino a la felicidad.

Metheny sabía más que nadie cuánto su prometida extrañaría a Nala, sabía que le alegraría tener un gato en su nuevo hogar, por lo que el día de la boda parecía perfecto para sorprenderla.

Un regalo que los unirá por siempre.

Cuando el joven le comentó a su fotógrafo Megan O´Dell, de Wild and Wonderful Photograpgy, sobre el hermoso plan, se emocionó aún más por capturar cada detalle del hermoso gesto.

Decidió llamar al gatito Chloe.

Metheny se enteró de un gatito abandonado que estaba deambulando por su vecindario, supo de inmediato que era el indicado.

Decidió adoptarlo y sorprender a su futura esposa el día de la boda.

La sorpresa de Kaylle al ver al gatito enternece los corazones.

O´Dell preparó a la pareja para sus fotos  justo antes de la ceremonia, mientras Kaylle esperaba le comentó que Metheny tenía una sorpresa para ella. La novia comenta al respecto:

Tengo que admitir que una parte de mi tenía esperanzas para adoptar a un animal, pero no pensé que realmente sucediera. Orion parecía bastante reacio acerca de tener un gato cuando habíamos hablado de ello en el pasado. Además, no toleraba escuchar ningún animal haciendo ruidos, así que pensé que la sorpresa debía ser otra”.

Al Schmidt darse la vuelta no podía creer que su prometido estuviera cargando un pequeño gatito, estaba totalmente emocionada.

Su alegría aumentó aún más cuando comprendió que sería el gatito que ambos mantendrían y formaría parte de su pequeña familia.

La pareja ama jugar con Chloe.

La pareja estaba tan feliz que solo basta ver las fotografías para contagiarnos de esa alegría, juntos abrazaban al nuevo miembro de la familia y comenzaron una nueva vida.

Desde entonces la pequeña Chloe vive de maravilla en su nuevo hogar y con sus nuevos padres que la consienten a montón y ya no pueden imaginar una vida sin ella.

Comparte esta nota en tus redes y hagamos viral el hermoso gesto de un novio que aceptó aumentar la familia con el integrante más tierno y peludito.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!