El impresionante encuentro de unos buzos con una medusa gigante nunca antes vista

La naturaleza siempre nos sorprende con fenómenos extraordinarios, tal como la aparición de esta medusa gigante que ha dejado a muchos atónitos.

Lizzie Daly, una bióloga y presentadora del Reino Unido, identificó en las costas de Cornwall a una medusa del tamaño de una persona, exactamente fue vista fuera de la costa de Falmouth.

El camarógrafo especialista en retratar a especies del mundo marino, Dan Abbott estaba buceando cuando de pronto localizó a la medusa que tenía las mismas dimensiones que una persona.

Simplemente apareció sorprendiéndolos, era más grande que cualquier otro animal de esa especie que hayan visto. La medusa nadó con ellos aproximadamente durante una hora.

“Realmente te sientes muy pequeño al estar junto a un animal de ese tamaño. Es una experiencia que jamás olvidaremos”, dijo Daly.

La bióloga y el camarógrafo buceaban en la zona como parte de “Wild Ocean Week”, una campaña de recaudación de fondos destinados a la organización Marine Conservation Society del Reino Unido.

La institución fue creada por Daly con el objetivo de documentar a diversas especies del mar frente a la costa y recaudar fondos para la conservación de los animales marinos.

El camarógrafo confesó que cuando vio a la medusa se quedó sin palabras: “Mi primera reacción fue que nunca había visto a una medusa de ese tamaño en toda mi vida. Después, me enfoqué en mantenerme alejado de su camino e intentar capturar un vídeo hermoso, majestuoso, en el que se pudiera apreciar el movimiento de esta criatura marina”.

La medusa gigante que presenciaron se conoce como “medusa tipo barril”, y son las más grandes que habitan en la costa del Reino Unido. Esta criatura cuenta con ocho brazos con volantes y tentáculos urticantes.

En sus primeros días de vida suelen ser diminutas, apenas tienen un milímetro de longitud, pero se convierten en enormes criaturas, a medida que pasa el tiempo. Crecen de forma vertiginosa hasta alcanzar enormes dimensiones, tal como se en el vídeo.

Este tipo de medusa puede medir hasta 90 centímetros de diámetro y alcanzar un peso de 35 kilos. Generalmente emigran desde las aguas frías británicas hacia otras más cálidas en el Mediterráneo.

A pesar de su gran tamaño, resultan inofensivas para el ser humano, ya que su picadura apenas causa un leve daño en la piel. Sin embargo, esta especie puede seguir picando, aunque no tenga signos vitales.

No te vayas sin compartir estas impresionantes imágenes en tus redes, vale la pena apreciar una especie nunca antes vista.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!