El mundo llora la muerte del ángel que en las noches abrigaba y alimentaba perritos callejeros

El terrible flagelo del coronavirus no solo se ha llevado la voluntad y la esperanza de muchos, sino que ha cobrado vidas insustituibles de personas buenas, honestas y amantes de la naturaleza.

La noticia del fallecimiento por Covid-19 de Fernando Kushner, mejor conocido como el ángel de los perritos callejeros en La Paz, Bolivia, tiene a todos consternados. Fue mucho lo que hizo en defensa de estas mascotas, pero perdió la batalla contra la pavorosa enfermedad, que aún no da señales de desaparecer.

Recientemente, vecinos, amigos y conocidos de Fernando, emprendieron una campaña solidaria para cubrir los gastos médicos del reconocido animalista, quien tuvo que ser ingresado a terapia intensiva, después de que su estado de salud se complicara.

Desde que era niño demostró su pasión y su amor por los animales, sobre todo por los más desposeídos e ignorados, los de la calle. Dedicó a ello sus últimos años de vida en la sede de Gobierno de la capital boliviana.

Pero Fernando no solo cuidaba de las mascotas, sino que, además impartió más de 400 talleres informativos en las escuelas y universidades para generar conciencia en los más jóvenes acerca de la importancia de la tenencia responsable de un animalito en casa.

«Espero cumplir mi sueño de vida, por lo menos en la ciudad de La Paz, todos los perritos estén esterilizados para evitar la reproducción y exigir la prohibición de venta de animales», dijo en una oportunidad Kushner en una entrevista.

Además, Kuschner era la cabeza principal de una fundación en defensa de los perros que él mismo creó, y a la cual bautizó con el nombre de «Ferchy Dogs». Era muy querido por la gente, por lo que tras conocerse su trágica desaparición física, las redes sociales se inundaron con cientos de mensajes de dolor.

Personas de todos los estratos, desde gente común y corriente hasta líderes políticos, tuvieron palabras de consuelo para con los familiares y deudos de Fernando. Todos valoraron y elogiaron su encomiable y desinteresada labor.

“Lamento la partida de Ferchy Kushner, quien no pudo vencer la batalla contra el coronavirus. Ferchy dio su vida por las mascotas y nos dejó un mundo mejor. Paz en su tumba”, dijo el alcalde de la ciudad de La Paz.

Por muchos años, a este buen hombre se lo conoció como relacionista público en varias empresas, pero luego, su vida estuvo destinada a otro aire: el de caminar por las calles a altas horas de la noche con tal de alimentar a diferentes perritos sin hogar.

Desafortunadamente, el maligno coronavirus lo tomó por sorpresa y no le permitió continuar con este importante y bello trabajo. Todos lamentamos la partida de este hombre leal y amoroso, quien dejará un enorme vacío en todos quienes estamos a favor de la salud y el bienestar de nuestros compañeros del Reino Animal.

Comparte esta historia con tus seres queridos. Esperemos que otros sigan el legado de Fernando, ¡vuela alto, amigo!