El perrito que rescató porque le suplicó ayuda enloquece cada vez que escucha la palabra «playa»

Hace unos meses, todos quedamos enamorados con una de las historias de adopción más conmovedoras. Dennis logró conseguir a su humano ideal después de pasar largos años en un refugio.

El perrito es mestizo de Pitbull.

Ahora, han pasado los meses y este hermoso peludito ha demostrado que tiene una de las personalidades más divertidas y adorables del mundo. Para esto, basta dar un vistazo a su graciosa reacción cada vez que su padre dice la palabra “Playa”.

“No puedo decir la palabra en voz alta porque empieza a saltar de la emoción. Se vuelve completamente loco y da graciosos chillidos”, explicó Drew, el dueño de Dennis.

Desde que llegó a casa, Dennis se caracterizaba por sus graciosos aullidos. Son tan particulares que a veces parecen los chillidos de una foca o los cacareos de una gallina. El hermoso perrito expresa sus sentimientos a lo largo del día: si desea comer, si quiere una larga sesión de juegos con su papá o si simplemente quiere llamar la atención de los humanos.

Dennis vive en Australia.

Sin embargo, no hay nada como la palabra playa para poder relucir sus mejores “cantos”. En efecto, la playa se ha convertido en el lugar favorito de este hermoso perro. Para su fortuna, queda muy cerca de casa. Drew y él sólo tienen que conducir durante cinco minutos y llegan al maravilloso mar en donde Dennis se convierte en el perro más feliz del mundo.

“Ven amigo, vamos a nadar un rato”, dice Drew y de inmediato el perrito empieza a dar aullidos de felicidad.

Una vez que llegan allí, Dennis busca enormes troncos para jugar con su papá, nada durante un par de minutos y nunca se olvida de una buena revolcada en la arena.

“Dennis está completamente obsesionado con la playa, es muy divertido”, aseguró Drew.

En ocasiones, no hace falta explicarle a Dennis a dónde se dirigen. El astuto perrito sabe reconocer la calle que lo lleva hasta la playa y una vez que su padre toma el camino indicado, comienza a saltar de alegría dentro del auto.

Su emoción es tan grande que no sabe si dar muchos besos, chillar o simplemente dar vueltas sobre sí mismo. Afortunadamente, tiene tanta energía que se las ingenia para hacerlo todo al mismo tiempo.

No hay dudas de que Dennis es un astuto perrito que sabe expresar claramente cuando está feliz. Es maravilloso saber que este perrito logró superar su difícil pasado en el refugio para convertirse en el peludito más querido de la casa y en toda una celebridad de las redes.

¿Conoces a algún perrito tan feliz de ir a la playa? Comparte esta para que todos puedan tener un poco de la contagiosa alegría de Dennis.

Más noticias sobre: