El sobrecogedor momento en el que los bomberos resucitan a un perrito tras un incendio

Todo el que tiene una mascota a la que ama y protege como a un miembro más de su familia comprende perfectamente la impotencia que sentiría alguien que ve a su animalito en peligro, sin poder hacer nada al respecto. Una situación que, de solo pensarla, puede ponernos los pelos de punta. Y es que, sin lugar a dudas, nadie quiere siquiera imaginar su vida sin la alegre presencia de su mascota.

Por esta razón, lo que hicieron los bomberos de California por un perrito que moría delante de sus dueños se ha ganado la admiración de miles de personas alrededor del mundo, pues estos hombres no solo rescataron al peludito de las llamas, también lograron devolverle la vida.

El nombre de este adorable shih tzu, que nos ha dejado a todos con el corazón en la mano, es Jack. Los bomberos del Bakersfield Fire Department lo encontraron acurrucado detrás de un sofá durante el incendio que destruyó la casa y todas las pertenencias de sus dueños, una pareja de ancianos que lo adoran.

El estado de Jack no era nada prometedor. De prisa, lo sacaron de la casa y lo tendieron en el suelo, pero sus signos vitales parecían estar apagándose poco a poco. Fue entonces cuando uno de los bomberos, Matt Smith, tomó una mascarilla de oxígeno y se la colocó en la cara a Jack, al mismo tiempo que otros más del equipo comenzaban a masajearle el cuerpo.

La mascarilla de oxígeno fue amablemente donada al cuerpo de bomberos por una niña exploradora de la comunidad.

El sobrecogedor momento fue captado por uno de los bomberos del equipo y luego publicado en la página de Facebook del departamento. En el video se puede ver cómo estos hombres se negaron a darse por vencidos e insistieron una y otra vez en resucitar a Jack.

¡Este es el momento en el que todos volvemos a respirar de nuevo!

Finalmente, el perrito se puso de nuevo en 4 patas y es cargado por su dueño, quien lo abraza notablemente aliviado.

Facebook

Jack fue llevado de inmediato a la clínica veterinaria, donde los médicos descubrieron que tenía las patitas quemadas y daños en la vía respiratoria. Sin embargo, tras una larga terapia de oxígeno, a este perrito todavía le queda mucha vida para acompañar a sus dueños.

Por fortuna, tanto Jack como sus dueños salieron ilesos del penoso accidente, aunque el fuego causó un daño de 50.000 dólares en su casa. Por esta razón, Matt Smith le pidió a la pareja que lo dejaran a él pagar los gastos de Jack en el veterinario.

¡Qué alivio saber que existen personas como Matt y su equipo en el mundo! Ellos merecen un gran reconocimiento por lo que hicieron, riega la voz y comparte esta noticia.

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!