El triste desenlace para los perros negros de los refugios por una absurda creencia

Los perritos sin duda, son las mascotas más fieles y cariñosas que podamos tener.  Afortunadamente, cada día muchas mascotas que se encontraban en los refugios han logrado encontrar un hogar adoptivo donde son tratados como un miembro más de la familia. Sin embargo, se ha presentado algo bastante curioso con respecto a los perritos negros que ha llamado la atención de todos los que laboran en las distintas organizaciones.

Los perros negros por lo general son de razas grandes.

En los últimos años a los perros negros se les hace más difícil encontrar una familia, sobre todo si son perros grandes o de edad avanzada. A pesar que no se ha realizado una investigación que abale este argumento, el testimonio de cientos de trabadores de distintos refugios u organizaciones de apoyo para nuestros peluditos, dan fe que en la mayoría de los refugios se presenta el síndrome del perro negro.

El Schnauzaer gigante, Dóberman, Pastor alemán y Rottweiler son de las razas de perros negros más conocidas.

Los perros negros, al igual que los gatos negros, tienen menos posibilidades de ser adoptados, pasando largas temporadas en el refugio esperando algo que quizá nunca llegue, poder disfrutar en un gran jardín y contar con el amor de una familia. En vista de ser invisibles ante los ojos de quienes deciden adoptar, muchos de los perros negros con el transcurrir del tiempo son sacrificados.

Este dato es manejado por quienes son testigos directos de la desdicha que padecen los perros negros en refugios.

En el 2008 el gerente general de Los Ángeles Animal Services investigó que más de 30.000 perros fueron adoptados en un periodo de 12 meses, destacando que los perros negros encontraron un hogar sin mayor problema. Desde luego que han pasado muchos años, por lo que es necesaria una investigación para intentar responder lo que lo trabajadores hoy llaman el síndrome del perro negro.

Un extraño caso que llama la atención de quienes laboran en los refugios.

Algunas teorías apuntan que todo se debe a culturas adoptadas por distintos medios como la televisión, la literatura o el cine, quienes han retratado a los perros negros como malos o agresivos. Un ejemplo emblemático es la saga de Harry Potter, donde Sirius Black se transforma en un gran perro negro como augurio de muerte.

Salvar su vida depende de nosotros, adopta un perrito negro.

También se le asocia otro problema a los perros negros, debido a su color, resulta más difícil ver sus expresiones, por ello, al ser fotografiados muchas personas optan en ponerles accesorios para hacer la imagen más llamativa. Aunque ambas teorías son viables, lo que no se puede negar es que los perritos negros están siendo afectados al no recibir la misma atención que cualquier otro perrito.

Todos los peluditos merecen tener las mismas oportunidades. Ayúdanos a crear conciencia y comparte la nota en tus redes para motivar a más personas a adoptar perritos negros.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!