El último video que Pau Donés grabó antes de morir para despedirse de su amado perro Fideos

Para muchos enfermos y moribundos, los perros pueden convertirse en su mejor medicina; incluso cuando la muerte viene como un ladrón a arrebatarles la vida tras años de lucha por evitarla.

Y por eso para esas personas su último deseo tendrá que ver necesariamente con esas criaturas de cola y cuatro patas, que tanto hicieron para hacer más amables sus últimos días en la tierra.

Sus seres queridos harán entonces lo que fuera para hacerlo realidad; porque fueron grandes, porque su legado permanece, y todo lo que se haga para recordarlos, no les parece suficiente.

Es lo que en diciembre de 2020 hizo el grupo musical Jarabe de Palo al lanzar el videoclip de la canción «Misteriosamente hoy».

Más que un sencillo de su último álbum «Tragas o Escupes», fue el más emotivo homenaje al gran Pau Donés, junto a su perro Fideos; porque él así lo quiso, y lo manifestó antes de morir.

«Mayo 2020. Vall d’Aran. Lleida. Simplemente me gustaría hacer un vídeo en el que se me vea con mi perro Fideos, juntos paseando por la montaña, retozando sobre la hierba, gozando del cielo infinito, del sol, de la naturaleza que nos rodea, disfrutando del momento, sin pensar en nada… simplemente eso, sin más, Fideos, yo y la montaña… conseguir transmitir esa sensación me haría feliz», fue el texto que escribió Pau Donés para expresar su último deseo.

Sus compañeros no podían hacer menos y lo pusieron por obra en un emotivo homenaje póstumo, con el que es realmente difícil no llorar:

El video ha sido visto más de 3 millones de veces en el mundo entero

Son imágenes grabadas durante los últimos días de vida de Pau Donés, en las que se lo ve paseando por la montaña, saboreando momentos entrañables con su amado perro, uno de los seres que más amaba en este mundo.

«Misteriosamente hoy» es un canto a la vida, un tema optimista sobre la importancia de vivir y morir en paz, en el que Donés canta a la calma, a la armonía y al equilibrio. Un tema que esperaba ser su regreso a los escenarios, pero el destino tenía otros planes para él.

Pau Donés falleció el pasado 9 de junio de 2020, a los 53 años, tras una dura batalla contra el cáncer que padecía desde 2015.

El cantante se había retirado al Valle de Arán, un lugar lleno de aire puro y naturaleza. Y la letra de la canción no es más que un reflejo de todo lo que llevaba dentro, y mucha de su inspiración se lo debía a su amado Fideos.

«Misteriosamente hoy, no echo de menos. Misteriosamente hoy, a nadie espero. Misteriosamente hoy, todo está en calma. Misteriosamente hoy, nada me falta», dice parte de la letra.

«Hoy nada me asusta. Milagrosamente hoy la vida ya no me pesa. Increíblemente, la vida vale la pena. Nada tengo por hacer. No tengo líos. Sólo tiempo que perder. Y el corazón tranquilo. Hoy me siento bien… Deliciosamente bien».

 

View this post on Instagram

 

A post shared by @jarabeoficial

Las escenas no pueden ser más emotivas y tocan la fibras más sensibles de todos quienes seguían de cerca al cantante y saben todo lo que vivió en medio del dolor. Y el gran legado que dejó en su lucha por normalizar la enfermedad.

Este último deseo suyo hecho realidad en un video realmente conmovedor nos llena el alma. Y debe servir para que quienes todavía tienen a sus seres queridos con vida, incluidas sus mascotas, aprovechen para decirles cuánto los aman y valoren el tiempo presente a su lado. ¡Comparte!