El video de la diminuta gatita que no permite vayan a ningún lado sin ella, ni a la ducha

Es maravilloso saber que existen personas que tienen un gran corazón lleno de amor por nuestros amigos los animales y siempre están dispuestos a ayudarlos.

Esta historia que nos trae a una adorable gatita que no permite que su nueva familia vaya a ningún lado sin ella. 

Cuando Natalie Cocks y su pareja se enteraron de la existencia de una camada de gatitos no deseados decidieron que estaban listos para adoptar a uno de ellos y se trasladaron a la casa de los dueños de los pequeños felinos.

Finalmente, cuando llegaron se enamoraron de una tierna gatita de tan solo cinco semanas que llamaron Wildfire.

Desafortunadamente, las condiciones de vida del resto de la camada no eran las adecuadas y la pareja estaba muy preocupada por la seguridad de los otros cuatro gatitos.

«Hablamos con mi cuñada sobre nuestra preocupación por el resto de los gatos, pero realmente no teníamos las instalaciones para traerlos a todos a casa, así que ella fue rápidamente hasta allá y se los llevó», dijo Natalie.

Después de garantizar que todos los gatitos estuvieran a salvo y que se encontraran a gusto en su nuevo hogar, la pareja pudo concentrarse en lograr que Wildfire se instalara en su nueva vida.

Desde que Wildfire llegó a su nueva casa se obsesionó con sus nuevos padres humanos, a quienes seguía a todas partes.

«Odia estar sola y llora durante horas si no estamos cerca», dijo Natalie.

Wildfire está muy agradecida con su nueva familia y pase lo que pase, quiere estar cerca de ellos cada minuto.

“Ella nunca se aleja de nuestro lado y siempre necesita estar con alguien. Por ejemplo, fui del dormitorio a la cocina y ella no me vio, pero tan pronto como se dio cuenta de que no estaba allí, comenzó a aullar hasta que aparecí”, relató Natalie.

Un día, la novia de Natalie se estaba duchando y Wildfire no dudo en seguirla, así que también se metió en la ducha.

Natalie tenía la inquietud de que Wildfire comenzaría a hacer lo mismo con ella, y para su sorpresa, cuando se fue a duchar Wildfire ya estaba lista.

Wildfire se metió en la ducha con mucha cautela, estirándose contra Natalie y rogando por atención. El agua no necesariamente la molestaba, siempre y cuando no tuviera que lidiar mucho con ella.

Indiscutiblemente Wildfire estaba dispuesta a desafiar el agua para estar justo al lado de su madre, y Natalie presentía que esta no sería la última vez que lo haría a la hora de la ducha.

«Tengo que mantener la puerta de la ducha cerrada. Mientras nos duchamos ella espera afuera intentando abrir a puerta”, dijo Natalie.

Wildfire está muy feliz con su nuevo hogar, realmente ama a sus nuevos padres y hará literalmente todo para no estar lejos de ellos, incluso si eso significa mojarse un poco.

Los animalitos que son muy sensibles, cariñosos y agradecidos. Comparte la adorable historia de Wildfire, una gatita verdaderamente muy tierna.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!