Elefantes lloran a su familiar fallecido y se resisten a abandonar su cuerpo, su dolor es enorme

La naturaleza nunca deja de sorprendernos. Y es que, al parecer, al igual que nosotros los humanos cuando se nos va un ser querido, los elefantes también lloran y hacen luto por sus muertos. Todo indica que solo la muerte puede hacer que un paquidermo abandone su posición y a los suyos.

Como sabemos, los elefantes viven en manadas compuestas hasta por 20 individuos. No obstante, lo más frecuente es que esta se conforme por la matriarca, de tres a cuatro hijas suyas, y la descendencia de estas, para alcanzar la cifra de 12 miembros quienes desarrollan entre sí un fuerte vínculo muy parecido al que establecemos las personas.

En la localidad de Surajpur, situada en la orilla del río Rihand en el distrito de Surajpur del estado de Chhattisgarh, en el centro de India, una conmovedora escena ha hecho estallar las redes sociales con miles de reacciones y emociones encontradas por parte de los usuarios.

En las imágenes captadas el pasado 10 de junio se muestra a un cadáver de este mamífero yaciendo en el claro de un bosque, rodeado por todo el resto de la familia, que tercamente se negaba a moverse y dejar a su compañero fallecido. El hecho ocurrió cerca del bloque Pratapur, de la mencionada región india.

“La sonda está encendida y se espera un informe post mortem. Dos elefantes han muerto en el distrito de Surajpur en los últimos dos días”, comentó el Oficial Forestal de División (DFO) de Surajpur, JR Bhagat.

Lo cierto es que las autoridades no han logrado mover el cuerpo y es natural. Los elefantes son animales altamente inteligentes, sociales y, por lo tanto, organismos altamente interactivos con otros miembros de su especie al punto de crear una sociedad reconocible en la manada.

“Esto es lo que es la familia para los elefantes. Lloran a sus muertos como humanos. Toda la familia se reúne y permanece con el cadáver por un buen tiempo, aquí se reunieron 17. Conozco un caso donde la manada de terneros muertos fue mantenida por la manada durante tres días con ellos. Una procesión de la muerte si puedes decir”, añadió el oficial

Una imagen dice más que mil palabras

Pero no solo es en los momentos tristes como este cuando la manada se reúne. Las hembras se ayudan entre sí, apoyándose entre ellas durante el parto y a la hora de velar por sus crías.

Realmente, a pesar de ser un animal enorme, los elefantes desbordan ternura y no nos asustan en lo más mínimo porque sabemos que son mansos y abordables, lo que les convierte, sin lugar a dudas en uno de nuestros animales favoritos.

No querían abandonar a su amigo

Nunca verás a un elefante solo porque viven, caminan, emigran y comen en grupo. De hecho, cuando hay elefantes bebé, los rodean para protegerlos y, si la madre muriera, cualquier otro miembro de la manada se haría cargo de él.

La naturaleza no solo sostiene nuestra vida física, sino también nuestra estabilidad emocional. El milagro de la Creación tiene tantas posibilidades como estrellas hay en el cielo y, definitivamente, ninguna especie animal representa mejor lo que significa la unión y el amor familiar que los elefantes.

Comparte esta historia de lealtad a toda prueba con tus seres queridos e imita la empatía y el altruismo de nuestros nobles paquidermos y compañeros del Reino Animal.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!